•  |
  •  |
  • END

Además de los comerciantes de los mercados, los granjeros dedicados a la crianza de cerdos están siendo afectados por la reducción en las ventas del producto, que se han visto considerablemente disminuidas como consecuencia indirecta de la gripe porcina, que aún sin llegar a territorio nicaragüense, ha provocado merma en el consumo de este alimento.

Según Julio Arvizú, Gerente General de la Granja Porcina El Zapotal, las ventas de cerdo en pie han registrado una caída del 20 por ciento, ya que el movimiento de los productos porcinos, correspondientes a carne cruda o embutidos, ha disminuido.

“En un jueves normal sacamos de 15 a 20 cerdos en pie, pero mañana (hoy) no vamos a sacar porque nuestros principales compradores que son las embutidoras Delicarne y Bavaria, dicen que a ellos también se les han bajado las ventas, así que mañana no hay matanza”, indicó Arvizú.

De igual manera, el gerente de esta granja porcina aseguró que si la tendencia de disminución continúa en los próximos días, todos los sectores relacionados con la crianza, matanza y comercialización de cerdo, enfrentarán una seria crisis.

Los propietarios de los establecimientos comerciales que ofrecen este producto, tales como Porkylandia, lamentan que la alerta por la gripe porcina que amenaza con entrar a Nicaragua, amenace a estos negocios con llevarlos a la quiebra.

Santos Ruiz, propietario de Porkylandia, asegura que sus ventas han bajado en un 60 por ciento. Últimamente lo más que ha vendido en carne y en servicio de restaurante, son tres mil córdobas al día, cuando regularmente la cifra alcanzaba hasta los 10 mil córdobas.

“Esto es un fracaso, prácticamente. Si sigo así, vamos a la ruina”, lamentó el empresario, quien tiene a cinco personas dependiendo de su negocio.

Ruiz exigió a las autoridades que controlan la emergencia, una mayor explicación sobre las causas y el avance de la influenza porcina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus