Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

675 kilos fue el peso total de los más de 600 tacos de cocaína que la Policía Nacional encontró la tarde del pasado martes, escondidos en compartimientos especiales diseñados dentro de una rastra en la que para despistar, era trasladado un cargamento de agroquímicos.

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de la División de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, confirmó a EL NUEVO DIARIO que el cargamento de droga era trasladado hacia El Salvador, pero no se pudo conocer si ese país era el destino final del estupefaciente o continuaría su ruta hacia Estados Unidos.

Reyes aseguró que la Policía trabajaba contra reloj, para detallar en el informe que enviaría al Ministerio Público, la participación individual de cada una de las tres personas que fueron detenidas junto al cargamento.

“Estamos individualizando la participación de los detenidos”, dijo Reyes, tras confirmar los datos del pesaje de la droga.

Eran del Golfo

Reyes confirmó las presunciones de la Policía en cuanto a que el cargamento de cocaína era un encargo del Cártel del Golfo. Basó sus afirmaciones en las figuras que tenían impresos los empaques de los tacos de coca.

Se trata de un gato Garfield, un personaje de una tira cómica que se publica en varios medios escritos de comunicación. Esa misma figura, según lo aseguró la jefa policial, tenían impresas los embases de plástico de cargamentos anteriores, también ocupados por la Policía y que pertenecían al Cártel del Golfo.

Los carteles codifican sus cargamentos imprimiendo figuras o números, los que pueden determinar al propietario de la droga o bien el destino o la ruta que debe llevar ese cargamento.

En un quiebre realizado en enero de este año, cuando la Policía incautó 102 kilos de cocaína entre El Viejo y Potosí, los paquetes traían impreso un lagarto.

El cargamento de agroquímico que era trasladado dentro del furgón con cocaína, es propiedad, según los documentos de descargue, a los laboratorios Quibor S.A., pero la Policía por el momento no ha dispuesto si regresará el producto a sus propietarios hasta que no finalicen las investigaciones, según lo indicó la directora de la División de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.