•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fieles católicos de Masaya y Estelí elevaron ayer plegarias a la Virgen María Auxiliadora en su día, para que frene la ola de violencia en Nicaragua y le agradecieron los favores recibidos.

La comunidad salesiana del departamento de Masaya celebró a la Virgen María Auxiliadora con una procesión que recorre las principales calles del pueblo de Monimbó y atrae a un sinnúmero de feligreses católicos de los departamentos y municipios aledaños.

En el festejo, los niños llegaron disfrazados de vistosos trajes de ángeles. La celebración inició con una solemne eucaristía en la parroquia San Sebastián, de donde salió acompañada por las autoridades eclesiásticas.

El sacerdote Bosco Alfaro, director del colegio salesiano de Masaya, dijo que “todos los años celebramos a María, la cual intercede por todos nosotros, esta celebración está cumpliendo más de 150 años y es un privilegio para nosotros como Iglesia católica poder honrarla con diferentes actividades”.

Llenos de fe

“Le tengo mucha fe a la Virgen Auxiliadora desde que me sanó de un tumor maligno que tenía. Hoy más que nunca estoy agradecida por el milagro concedido y espero que me de vida para seguir viniendo “, expresó Julia Teresa García.

Estela Jiménez, otra devota, comentó que tiene cinco años de asistir a la misa y al recorrido. A mis 68 años no me lo he perdido, le tengo mucha confianza, porque es muy milagrosa y tengo muchas peticiones que sé que me las va a conceder”, apuntó Jiménez.

La comunidad de Monimbó, como muestra de agradecimiento por los favores concedidos, regaló bebidas y comidas a los feligreses que llegaron a cantarle y a rezarle a la virgen este 24 de Mayo.

En Estelí

En Estelí, los católicos que celebraron el día de María Auxiliadora elevaron plegarias a la virgen para que traiga la paz a Nicaragua.

Estudiantes, docentes y el equipo de dirección del Liceo Católico María Auxiliadora de esta ciudad también hicieron un homenaje a la virgen, pidiéndole a ella y a Jesucristo que intercedan por Nicaragua.

Luego de la eucaristía, la comunidad educativa, docentes y el personal de dirección y administrativo del liceo, recorrieron cuatro cuadras en una procesión con la imagen peregrina desde el colegio hacia la catedral de Estelí.

“Pedimos infinitamente al señor y a su santísima madre que interceda por la paz en Nicaragua y en especial por nuestros estudiantes que están próximos a bachillerarse y entran a una nueva etapa de sus vidas”, dijeron al unísono los docentes.

Este es un centro especializado que brindar a los estudiantes enseñanza personalizada y su cobertura es de cerca de 200 muchachos, porque aseguran que quieren calidad.

Los maestros dijeron que desde las aulas y la consejería escolar trabajan en función de la promoción de valores y sobre todo la parte del crecimiento espiritual, que es la esencia de la vida.