•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El bloqueo al tráfico de vehículos se mantenía de forma escalonada en las principales carreteras del país este jueves, permitiendo el traslado de alimentos a las ciudades del interior, y es probable que este viernes aumente la cantidad de puntos donde se impida el pase, según anunció el Movimiento Campesino.

“Pedimos al pueblo de Nicaragua que nos entienda y que nos comprenda, porque nosotros tenemos sed de justicia en este país, por eso, nos hemos manifestado en todas partes”, declaró Medardo Mairena, quien participa en el diálogo nacional en representación del Movimiento Campesino.

La presión por justicia y reformas democráticas en Nicaragua se manifiesta desde hace dos semanas a través de tranques en las carreteras. Melvin Vargas/END

Los campesinos que protestan contra el Gobierno en el empalme de Lóvago, no permitieron este jueves el pase a ningún vehículo, a excepción de las ambulancias, según informaron.

“No hay pase para ningún vehículo hasta que el Gobierno ceda y cumpla con lo que dijo la Conferencia Episcopal de Nicaragua en el diálogo y con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, aseguró uno de los organizadores de la protesta.

En el tranque de la salida Juigalpa-Managua tampoco daban pase a ningún vehículo, con excepción de las ambulancias.

Más tranques en Boaco 

En Camoapa, Boaco, los protestantes antigubernamentales pusieron dos nuevos retenes, impidiendo el paso de rutas de transporte colectivo y de vehículos que comercializan queso y leche.

En el complejo industrial Rancho Rojo habían bloqueado la entrada, por lo que las cooperativas agropecuarias han dejado de acopiar más de 120,000 litros de leche por día.

Representantes de las cooperativas dijeron que ante el cierre de los acopios, a donde llegan más de 1,500 productores, estos han optado por convertir la leche en queso en sus fincas para disminuir las pérdidas.

En este departamento, también, había tranques en Las Lajas, Comalapa, Tecolostote, empalme de Boaco y El Ventarrón.En las maderas y las banderas de carretera norte hay dos importantes bloqueos. Melvin Vargas/END

Pérdidas en Matagalpa 

Productores de queso que tenían más de 48 horas de estar en el tranque del municipio de Río Blanco, manifestaron su inconformidad, porque el producto se dañaría y les ocasionaría pérdidas.

Otros comerciantes de hortalizas, de la zona seca de Matagalpa, señalaron que la situación los afecta porque no han podido trasladar las cosechas a los mercados de Managua.

Hasta este jueves se mantenían los tranques en Matiguás, Río Blanco, Mulukukú, en Matagalpa y Ubú Norte, en Paiwas, Caribe Sur. Los taxistas de Río Blanco se sumaron al paro, en protesta por el alto precio de combustible. 

Carazo, Estelí y Granada

Miembros del Movimiento 19 de Abril de Carazo reinstalaron los tranques frente al colegio San José, en Jinotepe, como han hecho en las últimas dos semanas. Este tranque está ubicado sobre la carretera Panamericana Sur y detiene al transporte de carga pasada internacional.

En la salida sur de la ciudad de Estelí, exactamente en el kilómetro 143 de la carretera Panamericana Norte, está un tranque escalonado que permitía ayer la circulación vehicular cada media hora.

En Nandaime, Granada, activaron un tranque escalonado en el kilómetro 67 de la carretera Panamericana. Los jóvenes del Movimiento 19 de abril de Abril de este municipio, permanecieron ayer en esta vía, cediendo el paso cada 30 minutos.

Los conductores que se encontraban paralizados debido al tranque, dijeron que apoyaban a los manifestantes, señalando que es una forma pacífica de realizar presión sobre el Gobierno.

“Vamos retrasados hacia Rivas a dejar una mercadería, pero nuestro corazón y apoyo está con el pueblo y los jóvenes, quienes han sido la punta de lanza contra un gobierno opresor; nosotros, los conductores, pedimos justicia y libertad para Nicaragua”, dijo Henry Martínez, conductor de un camión.

Colaboración de Keysi García, Mercedes Sequeira,  Tania Narváez,  Auxiliadora Martínez,  Francisco Mendoza y  Máximo Rugama.

Aumenta presión en tranques

El tranque en Las Maderas, situado en el kilómetro 50 de la carretera Panamericana Norte, daba pase ayer a los conductores de forma escalona. Los manifestantes, muchos de ellos campesinos de la zona, dijeron estar a la expectativa de cualquier vehículo sospechoso que traslade personas, armas y morteros para enfrentar a quienes se encuentran protestando.

Los protestantes de Las Maderas dejan pasar a los socorristas, aunque ven sospechoso que pasen hasta 20 ambulancias por día. También dejan pasar camiones con perecederos y ganado.

“Estamos en alerta porque aquí los simpatizantes del Gobierno no van a venir a intentar desinstalar el tranque. Contamos con el apoyo de la población, comerciantes y transportistas”, expresó Bayardo Orozco, poblador de Las Maderas.

Monimbó protegido

El profesor Arsenio Vivas afirmó que la comunidad indígena de Monimbó sigue en pie de lucha para que en Nicaragua prevalezca la justicia.

“El Gobierno huye a los temas de justicia para los más de 78 fallecidos”, comentó Vivas.

Las calles de Monimbó están llenas de trincheras, es una forma de protección ante eventuales choques con antimotines y grupos afines al Gobierno.

En un recorrido, El Nuevo Diario constató que sobre la calle principal hay varias barricadas y no se puede avanzar hacia el empalme de Monimbó.

Mientras, en Catarina el tranque continúa sin dar paso a vehículos hacia otros municipios del departamento de Masaya.

En la entrada al municipio de Niquinohomo había un tranque escalonado, pero uno de los pobladores sostenía una pancarta anunciando que este viernes no habrá paso por este municipio.