•  |
  •  |
  • AFP

El informe anual sobre terrorismo en el mundo, elaborado por el Departamento de Estado estadounidense expresa que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, mantuvo una "estrecha relación" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, mientras su gobierno no tomó pasos para mejorar la lucha contra este flagelo.

El texto recordó que Ortega rompió brevemente relaciones con Colombia luego del ataque contra un campamento de las FARC en Ecuador el 1 de marzo de 2008, y que luego recibió en su país a supervivientes de ese hecho y le dio asilo a presuntos guerrilleros. También destacó que a finales de 2007 una investigación periodística reveló que un emisario de las FARC recibió un documento de identidad del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua.

Durante 2008 "Nicaragua no mostró progresos sustanciales hacia establecer una unidad de inteligencia ni aprobar una ley antiterrorista propuesta en 2004", señaló el informe. Además, el gobierno estadounidense fustigó el sistema judicial nicaragüense "altamente politizado, corrupto y sujeto a manipulación" y la medida de permitir el ingreso al país de iraníes sin necesidad de visa.

Venezuela: lugar de paso atractivo para terroristas
En el mismo informe también se manifiesta que la simpatía ideológica del gobierno de Hugo Chávez con los grupos guerrilleros colombianos limitó la colaboración de Venezuela con la lucha antiterrorista. Además, la combinación de escasos controles migratorios a personas que llegan en vuelos procedentes de Irán y Siria y la facilidad para obtener documentos de identificación en Venezuela convierten a este país en un "lugar de paso potencialmente atractivo para los terroristas", señaló el reporte.

Estados Unidos acusó al gobierno venezolano de no "patrullar sistemáticamente" su frontera con Colombia, para prevenir el movimiento de los grupos armados o frenar el tráfico de drogas y armas. Las FARC, el ELN y remanentes de grupos paramilitares "cruzaron regularmente hacia territorio venezolano para descansar y reagruparse, así como para extorsionar y secuestrar venezolanos para financiar sus operaciones", señaló.

Sin embargo, el departamento de Estado reconoció que a mediados de 2008 Chávez exigió a FARC liberar a todos sus prisioneros, mientras que a principios de ese año dirigió negociaciones que finalizaron en la liberación de seis secuestrados.

En febrero pasado, el jefe de inteligencia estadounidense, Dennis Blair, afirmó que Venezuela brinda refugio a la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y sirve de puente a Irán para estrechar lazos con países latinoamericanos.

Cuba: "Estados Unidos no tiene autoridad moral"
El gobierno cubano calificó a Estados Unidos de "delincuente internacional" y sin "autoridad moral" para certificar conductas, al rechazar hoy el informe del Departamento de Estado que incluye a la isla entre los países patrocinadores del terrorismo. "Su autor (del informe) es un delincuente internacional. Nosotros no reconocemos ninguna autoridad política ni moral al Gobierno de los Estados Unidos para hacer lista alguna, en ningún tema, ni para certificar buenas o malas conductas", afirmó el canciller Bruno Rodríguez. "En materia de terrorismo el Gobierno de Estados Unidos ha tenido un largo expediente de acciones de terrorismo de Estado, no sólo contra Cuba", agregó el canciller.

Cuba sostiene que en medio siglo ha sido víctima de una serie de actos de terrorismo orquestados o financiados por distintos gobiernos de Estados Unidos, y acusa a Washington de "dar refugio" al anticastrista Luis Posada Carriles, requerido por La Habana y Caracas por la voladura de un avión cubano en 1976, que dejó 73 muertos.

"No se responde la solicitud de extradición de Venezuela con relación a Posada Carriles" y otros "responsables de numerosos actos terroristas" que "se pasean "libres" en Estados Unidos, fustigó el canciller Rodríguez, quien señaló que el anterior gobierno de George W. Bush "fue certificado por la opinión pública mundial" como "violador del derecho internacional, agresivo, guerrerista", que cometió tortura y "es responsable de ejecuciones extrajudiciales".

"Un gobierno que secuestró personas y las trasladó de manera ilegal, que creó cárceles secretas que hoy nadie sabe si todavía se mantienen, que creó un campo de concentración donde se tortura en la porción de territorio que usurpa a Cuba", informó Rodríguez. En su informe, Estados Unidos consideró que en 2008 la isla "suministró refugio a algunos miembros de organizaciones terroristas, aunque algunos estaban en Cuba en conexión con negociaciones de paz con los gobiernos de España y Colombia".