•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La violencia en Nicaragua ha continuado después de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a este país, a pesar de que el Gobierno se comprometió, en la mesa del diálogo nacional, a adoptar todas las recomendaciones de la CIDH.

Ese organismo internacional recomendó al Estado el desmantelamiento de “grupos parapoliciales” y la adopción de medidas para impedir que sigan operando “grupos de terceros armados” que atacan y hostigan a la población civil que se manifiesta en marchas y tranques desde hace más de un mes.

Sin embargo, durante esta semana al menos en siete ciudades del país se reportaron enfrentamientos de grupos armados afines al Gobierno con manifestantes, que dejaron como resultado tres muertes y más de cien heridos.

El recrudecimiento de la violencia se originó el miércoles, con ataques a un tranque ubicado en la entrada de la ciudad de León, y otro a manifestantes de diversos barrios de Chinandega. El mismo día en Managua se reportaron ataques de hombres encapuchados que dispararon desde camionetas a manifestantes en varios barrios de la capital.

En Madriz y Chontales se reportaron manifestantes heridos que fueron atacados en tranques, uno de ellos producto de la explosión de un mortero, y otro herido a golpes.

El jueves, en Managua murió un hombre que fue baleado aparentemente por portar la bandera de Nicaragua en su vehículo. 

En Granada

El mismo jueves por la noche, turbas sandinistas agredieron a jóvenes manifestantes del Movimiento 19 de Abril en Granada. Según testigos, los agresores llegaron a quitar el tranque ubicado en la tercera entrada del barrio El Escudo a punto de balas y piedras, y al menos dos personas resultaron heridas.

“Ellos son los que hablan de paz y son los primeros en fomentar la violencia, varios de los muchachos salieron heridos, nosotros no tenemos armas”, dijo Fanny González, manifestante.

En el tranque de San Juan de la Concepción resultaron al menos dos heridos de gravedad como resultado de fuertes enfrentamientos la madrugada del viernes. Según pobladores, los hechos se dieron frente al cementerio, cuando miembros de la Juventud Sandinista se enfrentaron de forma violenta a los manifestantes.

Bismarck Andino, miembro de la Cruz Roja en San Juan de la Concepción, informó que trasladaron dos heridos hasta centros hospitalarios, quienes presentaban heridas profundas en la cabeza, provocadas por piedras.

Otra persona identificada como Lombardo Monge Aguilera, de 28 años, resultó con una herida en la cabeza al recibir el roce de un disparo la madrugada de este viernes, cuando se encontraba en su casa en el municipio de Nindirí.

“Él está fuera de peligro y recuperándose, él narró que quienes le dispararon eran policías vestidos de civil, porque reconoció a uno, los agresores se movilizaban a bordo de una moto y tiraron balas a matar”, expresó Cristian Monge, hermana del herido.