•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al mediodía de este viernes la gente pasaba por la esquina del sector oriental de Villa Venezuela y observaba la sangre que permanecía como prueba del ataque de bandas armadas de motociclistas, que de un disparo en la cabeza mataron a Marlon José Orozco Largaespada, de 48 años, en la medianoche del jueves.

La agresión fue contra un vehículo Hyundai Axel Plus, que llevaba la bandera de Nicaragua ondeando; en él viajaban tres personas. Uno de los sobrevivientes y varios testigos de Villa Venezuela describieron a los atacantes como un grupo de encapuchados, la mayoría vistiendo camisas negras, pantalón azul y botas militares, con armas de guerra, escopetas y palos.

 Tranques persisten en el país

Jennifer Orozco dijo que poco después de las 11:30 p.m. salieron de su vivienda en Villa Libertad, en el vehículo que conducía Daniel Orozco, y como pasajeros su hermano Marlon José Orozco Largaespada y un amigo al que solo identificaron como Geovanni. Su destino era cargar gasolina en la estación Uno las Américas y al regresar, en las cercanías de la tienda El Verdugo escucharon disparos y al ver hacia atrás se percataron que les daban persecución.

“Al ver esto, la reacción de mi primo que conducía fue tirarse el semáforo y aumentó la velocidad. Llegando a la esquina de los semáforos (a cuadra y media del restaurante El Madroño) Geovanni giró para entrar a la villa, pero por la velocidad golpearon el triángulo de la esquina y se dieron vuelta, pero el vehículo quedó sobre sus cuatro llantas frente al taller de muebles Rey de Reyes”, narra Jennifer Orozco.

Los motociclistas los sacaron del carro, los golpearon, pusieron a Marlon junto a la pared y uno de los motorizados le disparó en la cabeza, salpicando el capó del vehículo y la pared, dejando un charco de sangre en el andén.

Secuestro

Los familiares aseguran que Daniel comentó que le apuntaron en la cabeza con una escopeta y lo obligaron a subirse a una de las motos. Llegando a los semáforos del mercado Iván Montenegro lo tiraron al suelo. Parte de la gente que estaba ahí le dijeron: “No lo matés, ahí dejalo”, y el tipo armado le dijo que se fuera.

 Parlamento Europeo se pronunciará sobre Nicaragua

Los vecinos, que por seguridad prefirieron no dar sus nombres, comentaron que aproximadamente a la medianoche escucharon el impacto del vehículo en la esquina y salieron a ver lo que consideraron un accidente, pero observaron que había al menos un grupo de motorizados en seis motos, con pasamontañas en la cara, vestidos de pantalones azules, botas militares y chaquetas oscuras.

Antes de retirarse del lugar los asesinos dejaron sobre el vehículo un documento que dice “cinco pasos para respetar las señales de tránsito”.

 La CIDH condena nuevos actos de violencia en Nicaragua

Jennifer Maltez, familiar de los agredidos, alega que llamaron telefónicamente a la Policía, a Medicina Legal y a la central de ambulancias, pero dijeron que no podían ir.

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Julio Montenegro, dijo que recibieron la denuncia de los familiares y de acuerdo con la normativa interna del país, es agotar las vías legales sobre el caso y de no encontrar eco, deberán ir a las instancias internacionales.