Róger Olivas
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a la emergencia nacional decretada en el país por la eventual entrada de la gripe A (H1N1), un total de 29 nicaraguenses deportados de varias ciudades de México ingresarían esta noche al país a través del puesto fronterizo El Guasaule. El grupo de nicas llegaría a bordo de un autobús proporcionado por las autoridades migratorias mexicanas, tal como lo han hecho desde la Semana Santa de 2008, cuando se firmó un memorándum de entendimiento entre los gobiernos de Mexico y Nicaragua para una repatriación humanitaria y segura.

El comandante Danilo Narváez, jefe de Migración y Extranjeria en los departamentos de León y Chinandega confirmó a EL NUEVO DIARIO que personalmente recibiría a los ciudadanos, hombres y mujeres, originarios de varios departamentos del Pacífico de Nicaragua, quienes vienen con su respectiva certificación medica avalada por el Ministerio de Salud (MINSA). “Nosotros cumplimos con los requerimientos migratorios, el asunto de la salud es atendido por las autoridades sanitarias de nuestro país. Ellos entrarán con sus mascarillas y serán llevados hasta sus casas con seguridad policial, como se ha hecho con los otros grupos de deportados”, aseguró el oficial.