elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El director ejecutivo interino de la agencia estadounidense Corporación Reto del Milenio, MCC, Rodney Bent, visitó Nicaragua para "subrayar" al gobierno sandinista la importancia de seguir el camino democrático para recuperar la ayuda del programa, informó una nota de prensa de la sede diplomática en la que también se señala que Bent llegó a recorrer los proyectos de lucha contra la pobreza que impulsa el programa al occidente del país.

La Embajada de Estados Unidos en el país no precisó si Bent se reunió con el presidente nicaragüense Daniel Ortega para discutir el futuro de la cooperación que Estados Unidos brinda a su gobierno a través de la Cuenta Reto del Milenio, la cual se encuentra suspendida a causa de las sospechas de fraude en los comicios municipales de noviembre del 2008.

Una fuente de la embajada estadounidense en Managua indicó que Bent llegó ayer y se fue hoy. El directorio de la Corporación Reto del Milenio, en Estados Unidos, dio hasta junio próximo para que Nicaragua aclare las dudas que persisten sobre los comicios, ganados por el gobernante Frente Sandinista en la mayoría de municipios, pero con denuncias de fraude por parte de la oposición.

"Pedimos al gobierno nicaragüense encontrar una solución 'nicaragüense' para restaurar la fe y la confianza de los ciudadanos en su sistema de gobierno", expresó Bent, según el informe. Nicaragua fue uno de los seis países del continente que fueron beneficiados en 2005 con la ayuda de la MCC, en reconocimiento a la lucha contra la corrupción que inició el precedente gobierno liberal de Enrique Bolaños (2002-07).

El programa contempla una inversión de 175 millones de dólares en un período de cinco años, de los cuales se desembolsaron más de la mitad en proyectos de rehabilitación de carreteras, regularización de títulos de propiedad y desarrollo rural. La asistencia se mantuvo con la llegada al poder en 2007 de Ortega, con quien la MCC estableció buenas relaciones de cooperación hasta diciembre del 2008, cuando decidió suspender los proyectos en Nicaragua a raíz de las cuestionadas elecciones.