•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nivel de escolaridad secundaria de Managua se mantiene suspendido, desde que estudiantes del instituto Maestro Gabriel se organizaron el pasado 14 de mayo para unirse a las protestas antigubernamentales que iniciaron el pasado 18 de abril. 

Pese a que el Ministerio de Educación (Mined) decidió reanudar las clases el pasado 25 de abril, la presencia de los estudiantes en los colegios es baja. A esto se suma el temor que sienten los padres de familia de exponer a sus hijos, sobre todo los que concurren a los colegios ubicados en zonas donde se desarrollan plantones, protestas o tranques.

“Yo no he mandado a mis hijos a clases, ni a la niña que está en primaria, menos al de secundaria, eso es exponerlos al peligro”, expresó Sandra Avendaño, quien tiene a sus hijos estudiando en el colegio Benjamín Zeledón, ubicado en la pista El Recreo. 

Mientras tanto, el jueves por la tarde, a los padres de familia del colegio José de la Cruz Mena, ubicado en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, de Managua, se les informó que las clases para los alumnos de secundaria están suspendidas, entretanto a los alumnos de primaria se les impartirá clases normales.

“Los chavalos de secundaria van sobre más de un mes sin ir a clases y continuarán suspendidas, según nos informaron en el colegio, solo los de primaria van a recibir clases normales. Creo que por seguridad es lo mejor, aunque espero que no les afecte el rendimiento”, consideró Aida Cuaresma, madre de una alumna de tercer año de secundaria del colegio José de la Cruz Mena.

A través de un comunicado en sus portales web, el Instituto Pedagógico La Salle y colegio Calasanz, de Managua, informaron que las clases se mantendrán suspendidas hasta nuevo aviso, debido a los tranques y barricadas, considerando de alto riesgo integrar a niños y jóvenes a sus jornadas de clases. 

Tareas en casa

No obstante, el colegio Calasanz público que continuará elaborando nuevas fichas de trabajo para que sean resueltas por los estudiantes en sus hogares a través de las distintas plataformas (informáticas). 

Sin embargo, especialistas en la educación consideran de suma importancia los seguimientos de trabajos en este período de crisis a través de las redes, aunque no todos los contenidos pueden ser desarrollados de la misma manera, lo que podría afectar el rendimiento académico.

La docente de secundaria, Meyling Arias, del colegio José Dolores Estrada, explica que la educación está bien comprometida en esta crisis política y social. “Los que resultan más afectados con las suspensiones de clases son los estudiantes, ya que el proceso de aprendizaje no solo se evalúa a través de pruebas y exámenes, sino también en la interacción, participación y captación del alumno en el salón. Aunque en estos tiempos de emergencias, la única salida son las plataformas”.

Inestabilidad 

Según Jorge Mendoza, director del Foro de Educación y Desarrollo Humano (FEDH), en algunas zonas rurales del país entre el 50% y el 60% de estudiantes están asistiendo a clase, mientras que en el casco urbano de Managua fueron suspendidas, cuando los alumnos, especialmente de secundaria, empezaron a organizarse para unirse a las manifestaciones.

“Definitivamente, aunque los estudiantes reciban clases normales, la calidad no va a ser la misma por el contexto de crisis, este clima de violencia e inestabilidad ocasiona estrés, ansiedad, más en los niños”, contempla.

Una de las estrategias que se está implementado para que los alumnos no se vean afectados en conocimiento, aprendizaje y rendimiento es la comunicación entre maestros y alumnos por medio de plataformas, sin embargo, Mendoza considera necesario que para que los alumnos participen de estas nuevas estrategias pedagógicas hay que garantizar el 100% de conectividad.

“Es una medida de solucionar de alguna manera la situación, el problema está en que los estudiantes participen de las nuevas estrategias y garantizar el 100% de conectividad que lógicamente es difícil de lograrlo”, dijo.

También resaltó que “si antes una buena parte de los estudiantes se conectaba en los parques para realizar sus trabajos porque no cuentan con Internet en sus hogares, ahora con la suspensión del Internet será más complicado”.

Calendario escolar debe ajustarse

De acuerdo con el director de FEDH, ante la crisis ellos recomiendan que el Mined y los centros privados deben ejecutar un plan con nuevas  estrategias pedagógicas para ajustar los contenidos y evaluaciones de las asignaturas.

“Esto se va a lograr con los principales aliados y protagonistas (maestros), a quienes instamos a capacitarse para enfrentar los tiempos de emergencias y no permitir que la calidad de educación del país caiga”.  

Jader Allan Córdoba, maestro de secundaria del colegio Martha Lorena López y catedrático de la Universidad Evangélica de Nicaragüense Martin Luther King (Uenic), destacó que con respecto a la crisis política y social que se está viviendo en el país, el Mined ha orientado a los maestros de secundaria reunirse los días sábados de 8:00 a 10:00 a.m. para asistir a los centros y nivelar el aprendizaje de los trabajos asignados a través de las redes.

“Si en las próximas semanas continúa la situación, los maestros vamos a retomar lo más importante de los temas que no sean impartidos, para que los alumnos tengan conocimientos y de esa manera rescatar los contenidos programados cada mes”, informó, mientras participaba del Encuentro Pedagógico de Interaprendizaje (EPI), antes conocido como Tepce, que se realiza los últimos viernes de cada mes. 

“El calendario escolar este año puede extenderse para reponer casi los dos meses de clase que no se han impartido como debería ser”, agregó.