•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una decena de establecimientos comerciales, ubicados en el centro de Chinandega, ha comenzado a reforzar la seguridad a sus negocios, invirtiendo en la protección de sus fachadas por temor a saqueos o disturbios.

Uno de ellos es la sucursal del Banco de Finanzas (BDF), que instaló playwood en sus ventanales y puertas de vidrio. Esa sucursal financiera está ubica en la zona donde grupos afines al Gobierno resguardan las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social en Chinandega.

Otros negocios, como La Curacao, Radio Shack, Casino Soot, ubicado en el mismo sector, procedieron a instalar cortinas de hierro en los vidrios de sus fachadas.

“En los enfrentamientos del miércoles 23 de mayo fui blanco de morteros, que dañaron dos partes de la pared de vidrio que da a la calle. Cada tramo de vidrio polarizado tiene un valor de 1,400 dólares, por lo que procedí a forrar con láminas de playwood y posteriormente con láminas de zinc”, dijo el empresario Saúl Cano.

Asimismo, la Cruz Roja, filial Chinandega, reforzó con malla el portón y las ventanas de la sede departamental. 

Los enfrentamientos registrados el pasado 23 de mayo en las calles del barrio San Agustín afectaron la sede de la Cruz Roja. 

“Tras los daños a las ambulancias, no puedo asegurar que son este u otro bando. Nuestra labor es atender heridos y los daños no podemos precisar quién es el responsable”, dijo René Valverde, vocero de la institución, quien sostiene que en cuatro ocasiones han sido atacados durante los enfrentamientos.

Roberto Lira, abogado chinandegano, también denunció que fue amenazado con quemar sus oficinas de abogacía y leyes, luego que le destruyeron el rótulo del bufete jurídico con el que publicitaba sus servicios profesionales.