•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El desalojo de los estudiantes de secundaria, que este lunes se tomaron el Instituto Manuel Hernández de la ciudad de Jinotepe, desencadenó en un enfrentamiento que dejó dos personas heridas por arma de fuego.  La toma estudiantil fue organizada para denunciar supuestas represalias parte del director del Omar Zerón en contra de los alumnos que han participado en las protestas ciudadanas.

Los heridos fueron identificados como José Andrés Calderón Barahona, de 20 años, y Jaffer Aarón Jarquín Martínez, de 40. Ambos participaron en el desalojo de los estudiantes; sin embargo, tras retirarse del centro, a unos 400 metros —en la entrada del barrio Dulce Nombre— sujetos a bordo de un vehículo atacaron un grupo de personas, entre estudiantes, pobladores y personas afines al Gobierno.

Calderón Barahona resultó con una herida de bala en la mano derecha y fue dado de alta horas después. En tanto, Jarquín Martínez fue herido en el abdomen y la tetilla izquierda y tuvo que ser trasladado a un hospital de la capital.

Priscila Guadalupe Gómez, hermana de Jaffer Aarón Jarquín, contó que “los chavalos del barrio llegaron a buscar a Jaffer (a su casa) y dijeron que era para que fueran al Instituto Manuel Hernández a sacar a los estudiantes porque se habían tomado el colegio, de ahí nos avisaron que habían unos heridos”.

Gómez confirmó que su hermano está siendo atendido en Managua porque tiene una bala alojada en el abdomen.

Un testigo del ataque explicó a El Nuevo Diario que alrededor de 15 jóvenes caminaban sobre la vía, en la entrada del barrio Dulce Nombre, cuando sujetos armados que se movilizaban en dos vehículos los atacaron. Fue una emboscada.

“Los muchachos venían en la carretera y dos carros —uno  rojo y uno gris— estaban del otro lado como con cinco hombres cada uno. De repente se desató la trifulca, los muchachos con morteros y los sujetos de los carros empezaron a tirar balazos. Yo vi cuando le pegaron a uno en la barriga y  cuando los chavalos iban llegando a donde estaban los atacantes estos huyeron hacia El Rosario”, narró el testigo.

La Policía Nacional se hizo presente al lugar para investigar el caso, informaron.

El origen

La violencia se generó tras la toma del Instituto Manuel Hernández promovida por estudiantes de secundaria que demandaban la destitución del director Omar Zerón “porque él nos ha reprimido y amenazado solamente porque hemos apoyado las marchas que mantienen los estudiantes”, expusieron.

La delegada del Mined departamental Carla Connoly  denunció que los estudiantes fueron agredidos por personas ajenas al centro. “Nosotros como representantes del Ministerio de Educación estamos para velar por la educación y seguridad de nuestros alumnos, a ninguno de los que estaban adentro se golpeó y fueron entregados a sus padres, estamos en investigación y las demandas de ellos es que se revisen los expedientes de varios maestros y del director, lo vamos a hacer y tendremos medidas”, aseguró Connoly.