•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil emitió este lunes un comunicado donde expresa que sigue “con atención” el desarrollo de la crisis que atraviesa Nicaragua y que ha dejado, al menos, 80 muertos y centenares de heridos. 

“El gobierno brasileño acompaña con atención el desarrollo de la situación en Nicaragua y lamenta la pérdida de vidas humanas en los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas policiales”, destaca el comunicado. 

El país sudamericano “reconoce la importancia de los esfuerzos de mediación y buenos oficios llevados a cabo por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que permitieron la instalación del diálogo nacional entre el gobierno nicaragüense y sectores de la sociedad civil”.

La suspensión de esas negociaciones el pasado miércoles fue motivo de preocupación para Brasil, por lo que el Gobierno de ese país instó a todos los actores involucrados a retomar, en el marco del respeto a las libertades civiles, “el entendimiento necesario para restablecer, de modo constructivo, un mecanismo de solución negociada y pacífica”.

El Gobierno y los sectores civiles aglutinados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron ayer retomar el diálogo que deberá ser convocado por la Conferencia Episcopal. 

Ayuda para la Cruz Roja

La Embajada de España en Nicaragua informó este lunes que ese país financiará a la Cruz Roja Internacional para ayudar en la atención a heridos durante los ataques a manifestaciones pacíficas. 

“España financiará a la Federación Internacional de la Cruz Roja en respuesta a la crisis en Nicaragua”, destacó la delegación diplomática en Nicaragua a través de su cuenta oficial de Twitter. 

Nicaragua cumple hoy 42 días de intensas protestas antigubernamentales, que iniciaron pidiendo la derogación de una reforma al sistema de seguridad social, pero que ahora continúan exigiendo la salida del presidente Daniel Ortega del poder y justicia por los más de 80 muertos.