•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con una camisa negra, portando la bandera de Nicaragua y con sus manos aferradas a la malla del portón de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), una mujer grita a los policías de Nicaragua: "Devuélvanme a mi hijo".

Ella es una de varias mujeres que permanece hoy, en la víspera del Día de la Madre en Nicaragua, a las afueras de la DAJ, solicitando información sobre sus hijos, quienes han desaparecido en los últimos días, en el contexto de las protestas.

A ratos, las mujeres lloran y se quedan sin voz, pero después toman fuerzas y gritan a los policías que están dentro de la DAJ, en Managua.

Estas madres quieren una sola cosa: saber qué pasó con sus hijos.

"Confírmenme (si mi hijo está aquí), sino para ir a buscar a otro lado, pero no me nieguen el derecho de saber de mi hijo", grita una mujer.

Al otro lado del portón un grupo de oficiales guarda silencio. Los jóvenes han desaparecido en los últimos días y nadie da respuesta.

Una madre asegura que estuvo llamando a hijo hasta la 4 am y que el teléfono sonaba, pero nadie contestaba. A la 6 am, agregó, el celular estaba apagado.

Otra mujer, mamá de Kenneth Romero, está casi de rodillas, con un folder que contiene una foto e información de su hijo. También le han llevado una imagen de Katherín Ramírez López, una estudiante de Medicina en la UNAN Managua.

Una mujer muestra información de su hijo y de una joven que están desaparecidos. Humberto Galo/END

"El salió de la casa y no volvió más", lamenta.

Otra hija de esta mujer pide a las autoridades que le den a su madre el mejor de los regalos: devolverle a Kenneth Romero.

"Se lo llevaron, él iba a comprar un queque (pastel) a su madre... él es estudiante de la Upoli, ¿dónde está? Dénmelo por favor, es un gran regalo que le están dando a mi madre", dice la joven.

Nicaragua celebra mañana el Día de las Madres y las organizaciones han convocado a una marcha nacional, por la tarde.

Familiares de jóvenes desaparecidos en la DAJ. Humberto Galo/END

Los organismos defensores de los derechos humanos registraban esta mañana al menos a 14 personas que podrían estar detenidas en la DAJ.

En medio de la desesperació de las madres en las afueras de la DAJ, ellas se ponen a cantar: "No nos moverán".