•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una fuerte presencia policial se mantiene hoy en diferentes ciudades del Pacífico de Nicaragua, tras una jornada violenta entre la noche de ayer lunes el amanecer de este martes. Ciudades como Managua, Masaya, León y Chinandega se mantienen bajo un resguardo inusual, incluso para el momento de crisis que atraviesa Nicaragua, y que ha cobrado al menos 76 vidas, la mayoría jóvenes "autoconvocados" para protestar contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Amnistía Internacional eleva a 83 la cifra de muertos en protestas de Nicaragua

Una caravana de vehículos institucionales y civiles cargados de agentes antimotines y de brigadas especiales de la Policía Nacional se desplazan en varios puntos de Managua, fuertemente armados, desde las primeras horas del día. La misma escena pudo observarse en Masaya, a 29 kilómetros al sureste de Managua, así como en León y Chinandega, en la zona noroeste de Nicaragua, según denunció la población.

La ciudad de Masaya fue una de las más golpeadas por la violencia nocturna, ya que la población atacó la sede de la Policía Nacional, en represalia porque las fuerzas policiales y "parapoliciales" agredieron a estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) horas antes en Managua. La violencia fue aprovechada por saqueadores, por lo que este martes Masaya amaneció con escenas similares a la de una catástrofe.

Amnistía Internacional manifestó que las autoridades en Nicaragua han reprimido manifestaciones a través del uso excesivo de la fuerza, ejecuciones extrajudiciales, el control de los medios de comunicación y el uso de grupos parapoliciales./ Foto: Oscar Sánchez. En Managua esta mañana la Policía agredió con balas de fuego real a un grupo de manifestantes que tenían bloqueada la Carretera a Masaya, una de las pistas más importantes de Nicaragua, para luego realizar rondas por los barrios periféricos de la ciudad. Los patrullajes también fueron reportados en León y Chinandega, a pesar de que los actos de violencia en estas ciudades fueron menores.

El duro regalo que piden las madres en la DAJ: Devuélvanme a mi hijo

Los ataques de la Policía nicaragüense a los manifestantes fueron intermitentes en los últimos días, pero desde la agresión de ayer a la UNI no han cesado, a pesar de que el Gobierno de Ortega se comprometió a detenerlos en la mesa de diálogo nacional que pretende sacar al país de la crisis. Este miércoles se cumplen 42 días en Nicaragua de una crisis que ha dejado al menos 76 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).