•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) ha pedido hoy a sus agremiados renunciar de forma inmediata a los cargos en instituciones públicas, en reclamo a los actos de represión y violencia cometidos por el Estado en contra de los protestantes.

Así lo informó hoy el Cosep en un comunicado, divivido en 5 puntos.

El Cosep y sus agremiados ocupan cargos en las instituciones públicas de todo nivel, incluido el Banco Central de Nicaragua (BCN), al cual renunció el presidente del ente privado, José Adán Aguerri.

En su comunicado, el Cosep sostiene que "en días recientes, como sociedad civil, hemos sido nuevamente testigos y víctimas de la represión y actos de violencia, producto del incumplimiento del gobierno en relación con los compromisos que este adquirió en el diálogo nacional alrdedor del cumplimiento de las recomendaciones de la CIDH".

Por tal motivol el Cosep demandó la liberación de las personas que siguen arrestadas por participar en las protestas contra el gobierno.

Y a renglón seguido expresan que "el consejo directivo ha tomado la decisión de instar a los miembros asociados al Cosep y a todos los miembros del sector privado que ocupan cargos en comisiones, comités o juntas directivas de instituciones públicas a que presenten sus renuncias en los mismos de forma inmediata".

Ayer los antimotines reprimieron la protesta de un grupo de estudiantes en la UNI.

El enfrentamiento dejó a dos personas muertas, incluido un civil y un policía.

Mientras, Amnistía Internacional denunció hoy los actos de represión del Estado en Nicaragua, en un informe titulado: "Disparar a matar: estrategias de represión de la protesta en Nicaragua".

Esta organización registra 83 muertes durante las protestas en Nicaragua, que comenzaron el 18 de abril.

El gobierno de Nicaragua no ha reaccionado a la posición del Cosep, ni al informe de Amnistía Internacional o el de la CIDH, que también denuncia actos de represión para disolver las protestas.

El gobierno, sector privado, estudiantes y movimiento campesino participan en un diálogo nacional que busca una solución a la crisis en Nicaragua.

Ayer mismo acordaron, entre otras cosas, suspender los actos de represión, pero luego en Managua hubo fuertes enfrentamientos, que dejaron dos muertos, decenas de heridos y arrestados.

Lo ocurrido, según el Cosep, representa un incumplimiento del gobierno a los acuerdos firmados.