•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Amanda López, la mamá de Ángel Gahona, el periodista asesinado a balazos en Bluefields durante las protestas contral el Seguro Social, dice que este Día de las Madres recuerda una frase de un poema de Fernando Gordillo: “Toda la patria llora”.

"Y así se encuentra Nicaragua, llora en una sola lágrima”, agrega.

López admite sentir nostalgia por la ausencia de su hijo.

“Él estaba pendiente de las celebraciones, buscaba cómo tener una sorpresa, a veces contrataba mariachis, otras veces era serenata o regalaba rosas, porque era difícil de conseguir y las encargaba con tiempo o me llevaba a un lugar para pasar el día. Claro, eso dependía de los compromisos que yo tenía en la iglesia, porque también se celebra ese día”, indica Amanda López.

Gahona, quien transmitió en vivo su propio asesinato, siempre era detallista con ella, con su esposa (Migueliuth Sandoval ), y con sus hermanas, relatan sus familiares.

“Imagínese que esos días de festejos (Ángel Gahona y su padre, del mismo nombre) se declaraban en bancarrota y lo disimulaban muy bien, porque ambos se vestían de camisetas, short y chinelas, para no despertar sospechas. Cuando de pronto se aparecían con todo”, revela Migueliuth Sandoval.

Pero ahora, admite López, “es difícil pensar en una celebración, porque con esta situación estamos dispersos. Ahora solo tengo a mi nuera a mí lado, como un pilar, apoyándonos la una a la otra en busca de justicia”.

A Ángel Gahona le rindieron tributo en Managua. Archivo/END

Por el asesinato de Gahona hay dos personas procesadas, pero los pobladores de Bluefields afirman que no son los autores del crimen.

Migueliuth Sandoval recuerda que su esposo, desde que amanecía, la felicitaba y le daba las gracias por haberle dado una hija.

“Desde que me levantaba me preguntaba qué quería desayunar. Me mimaba bastante y por la tarde nos reuníamos en familia. Me sorprendía con ramos de rosas, chocolates, y luego de pasar en familia me preguntaba dónde quería ir a cenar”, contó con la voz entrecortada la viuda de Gahona.

Asegura que Gahona era muy detallista con las tarjetas, peluches, chocolates y las rosas eran infaltables en toda fecha emotiva, en 14 de febrero, Día de las Madres, Navidad, cumpleaños.

Ángel Gahona tenía supropio medio de comunicación en Bluefields, donde lo mataron. Archivo/END

“Aún guardo las rosas que me dio el 14 de febrero y la última tarjeta que me dio, donde me agradecía por dejarlo ser parte de mi vida”, explica Migueliuth Sandoval.

Refirió que para él no había festividades, porque de la nada la sorprendía con chocolates.

“El día del entierro hubo alguien que me regaló un peluche y no sabía que era para mí y decidí dejárselo a él (Gahona), como una muestra de los tantos detalles que tuvo conmigo. Ese peluche aún está en el cementerio municipal”, afirma la viuda de Gahona.