•  |
  •  |
  • END

Casa Alianza recibió hace una semana a una adolescente de 16 años víctima de trata de personas externa con fines de explotación sexual, convirtiéndose en el primer caso de trata externa o entre países que reciben en este año, aseguró Grethel López Mendoza, directora nacional del centro.

Según López, la víctima fue rescatada en Costa Rica y reportada por el Ministerio de la Familia, que la llevó a Casa Alianza para su rehabilitación y reinserción en la sociedad.

“De acuerdo con datos proporcionados por la menor, estamos seguros de que es un caso de trata externa, pero la Policía está investigando a los culpables con información que nosotros podamos proporcionarles de lo que cuenta la víctima”, expresó la directora del centro.

“Lo preocupante es que el modus operandi de los tratantes o proxenetas se va pareciendo mucho al de Guatemala”, aseguró López, ya que según testimonio de la nueva víctima, las trasladan con documentos falsos, con mentiras, y cuando llegan al lugar les dicen qué es lo que verdaderamente van a hacer, y si se niegan las encierran con otras mujeres para tratar de persuadirlas.

Otra situación que preocupa, es que durante la investigación del caso y el restablecimiento de los vínculos familiares de las víctimas, se dan cuenta de que muchas veces la familia sabe quién se llevó a su hija y dónde, y lo permite por necesidad del dinero.

“Muchas de estas niñas han sido tratadas con conocimiento de su familia por necesidad económica. Hemos tenido casos en que las mamas sabían, porque hasta las fueron a dejar a Guatemala, y sabían dónde las habían ido a dejar, y hasta que la chavala dejó de mandar dinero, hasta entonces vienen a denunciar. Es terrible, porque tu propia familia te mete en eso, y a veces esa niña fue víctima de abuso sexual en su hogar”, dijo López.

En lo que va del año, Casa Alianza ha albergado a cinco chavalas víctimas de trata de persona: dos extranjeras, de 16 y 17 años, que fueron capturadas por Migración en una frontera de Nicaragua, porque iban de paso, dos tratas internas y la última de trata externa.

Evaden justicia

López coincidió con la fiscal Odette Leytón Delgado, Directora de la Unidad de Género del Ministerio Público, al decir que las investigaciones en casos de trata avanzan muy poco, por el cambio en modalidades a la hora de captar y trasladar a las víctimas, pero otro gran problema es que el tratante o proxeneta va ideando nuevas formas de operar para evadir la justicia.

Por ejemplo, explicó López, ahora están tratando de captar a jóvenes de 18 años para alegar que son mayores de edad y que llegan por su gusto; utilizan el modo de citas, es decir, el lugar (bar, restaurante, cafetería, casa particular) lo ocupan para citar al cliente y a la víctima, y allí, una vez elegida la joven, se van a otro lugar a cenar, a tener relaciones sexuales con previo pago al dueño del local.

“Los tratantes y proxenetas alegan que no hay relación laboral entre ellos, no hay contrato entre ellos y las chavalas, porque el sexo no lo hacen en el local, eso dificulta a la hora de tipificar el delito, pero están utilizando a las muchachas para la explotación sexual y no los estamos acusando de proxenetas, y por allí hay que empezar”, dijo la encargada de Casa Alianza.

Otra forma de evadir a la justicia es que se citan en lugares residenciales, las muchachas llegan en taxi y el proxeneta en una camionetona, para luego trasladarlas a una casa residencial e ir a alguna fiesta privada de personas adineradas.

“Por ejemplo, en las gasolineras de Las Colinas es común que una proxeneta llegue en un camionetón y las muchachas en un taxi, luego se suben al camionetón para ir a celebrar fiestas privadas en residencias de gente con dinero, a prostituirse”, afirmó López.

Otra novedad en la forma de cometer este delito, es que en los últimos allanamientos han encontrado a universitarias. “Están entrando en el campo de la explotación sexual, creemos por razones económicas, porque la última dijo que lo hacía para mantener a su hijo, pues no tenía para el siguiente tarro de leche”, dijo López.

La situación que entristece en casos de trata, según López, es la tolerancia con la gente, que lo ve y no lo denuncia. “En Granada el turismo sexual es tan obvio, que la gente observa a un extranjero de la mano con una niña entrando a hoteles, y lo ven de lo más normal y nadie lo denuncia. La tolerancia es grave en Granada”, expresó la directora de Casa Alianza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus