•  |
  •  |
  • EFE

El nicaragüense Kevin Antonio Coffin Reyes, medalla de oro en sambo en los pasados Juegos Centroamericanos de Managua 2017, fue uno de los 16 fallecidos por los ataques ocurridos entre ayer y hoy como parte de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, informaron diversas fuentes.

Coffin, que ganó oro en los 90 kilogramos, llegó fallecido, tras ser herido por arma de fuego, al Hospital Militar Escuela "Dr. Alejandro Dávila Bolaños", indicó el Ejército de Nicaragua en una declaración.

Por su parte, la doble medallista de judo y sambo en los pasados Juegos Centroamericanos 2017, la nicaragüense Sayra Laguna, informó a través de su red social de Facebook de que su amigo sambista murió "en la trifulca que se realizó en la tarde" de este miércoles.

"Lamentamos su muerte de este gran amigo", escribió Laguna, quien fue nombrada Atleta Amateur del Año 2017 por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN).

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 76 muertos desde el 18 de abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) - Foto: Óscar Sánchez/END

La muerte del joven, de 21 años, ocurrió tras los ataques al término de la denominada "Madre de todas las marchas" en la capital de Nicaragua, celebrada por sectores que piden la salida del presidente Daniel Ortega y que terminó con un tiroteo, y que dejó al menos un saldo de seis fallecidos y 47 heridos, según un organismo humanitario.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 76 muertos desde el 18 de abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 83 según Amnistía Internacional (AI) y 85 de acuerdo con la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz nicaragüense.

Esa cantidad de fallecidos no incluyen los 16 registrados entre ayer y hoy por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La mayoría de las víctimas son estudiantes universitarios y civiles, y la causa más frecuente de muerte fue por disparos certeros en la cabeza, cuello y torso, por lo que la CIDH no descartó que el Gobierno de Nicaragua haya realizado "ejecuciones extrajudiciales".

Las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega comenzaron en abril por unas fallidas reformas a la seguridad social, y se acentuaron como consecuencia de los asesinatos durante las manifestaciones.