•  |
  •  |
  • Edición Web

El obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez advirtió hoy que la iglesia Católica se tomará pacíficamente las calles si es atacada en cualquier lugar de Nicaragua.

Álvarez denunció hoy en un programa de radio que ha sido amenazado y agrego que de seguir ataques, los católicos saldrán a las calles.

“Nosotros no somos sus enemigos ni sus adversarios, pero si nos queman, si nos agreden, pacíficamente nos vamos a ir a la calle. No nos vamos a quedar ni los sacerdotes, ni los obispos en nuestras casas curales. En nombre de Jesucristo, no me toquen al personal ni a la gente que trabajan en la diócesis (de Matagalpa), igual que hemos dicho no toquen al pueblo nicaragüense. No lo agredan”, dijo Álvarez.

El Obispo denunció las amenazas que estaba recibiendo mientras estaba en vivo en un programa de radio.

“No quemen, no toquen las instituciones, no estoy diciendo quién está amenazando, pero sí estoy diciendo qué vamos a hacer, pacíficamente como iglesia nos vamos a ir a la calle, no nos vamos a quedar encerrados y lo digo a nivel nacional”, finalizó el obispo de Matagalpa.

A raíz de los ataques armados que han dejado a un centenar de muertos en Nicaragua y tras lo ocurrido ayer durante la marcha de las madres, la Conferencia Episcopal dijo que no hay condiciones para reanudar el diálogo.

“No se puede reanudar el diálogo nacional mientras al pueblo se le siga negando el derecho a manifestarse libremente y continúe siendo reprimido y asesinado”, dijo la CEN en un comunicado.