•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia demandó hoy al gobierno de Nicaragua ordenar el cese del accionar de las fuerzas parapoliciales, condicionó la continuación del diálogo y calificó como la "peor masacre" en tiempo de paz la que ocurre desde el 19 de abril, que ha dejado a un centenar de muertos.

"Demandamos al presidente Ortega el cese inmediato del actuar de las fuerzas parapoliciales, organizadas por el régimen, para detener la violencia que todos los días tiñe de sangre a Nicaragua", indica un comunicado divulgado hoy.

Los integrantes de esta alianza (universitarios, sector privado, movimiento campesino y sociedad civil), llamaron a la población a mantener sus protestas pacíficas y respaldar a los manifestantes, al tiempo que exigieron que en el diálogo en Nicaragua participen organismos internacionales como garantes.

Según esta Alianza Cívica, Nicaragua sufre "la peor masacre en tiempos de paz, masacre que ha dejado más de 100 muertos, más de mil heridos, miles de detenidos, cienes de torturados y desaparecidos, censura a medios de comunicación y de otros actos de intimidación y acoso que resultaron en numerosas violaciones a los derechos humanos, constatadas en informes contundentes emitidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y por Amnistía Internacional (AI)".

"El intento del régimen de deslegitimar y criminalizar esta protesta, es una clara violación a los derechos de libertad de expresión, libre movilización y hacemos responsable al gobierno por cualquier acto de represión que tenga su origen en dichas amenazas. Se han amenazado, no solo a miembros de esta alianza, sino también a miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua", indican en un comunicado.

En su pronunciamiento, la Alianza Cívica, que participa en el diálogo nacional, sostuvo que esa es una vía para solucionar la crisis en este país, pero exigen que se cumplan las condiciones expresadas por la Conferencia Episcopal "y si se cuenta con garantes internacionales independientes".

"Las movilizaciones multitudinarias en Managua y otras ciudades del país en el Día de las Madres,son el reflejo del sentir de miles de nicaragüenses que claman por el restablecimiento de la justicia y la democracia y una muestra del espíritu que debemos mantener vivo para redoblar esfuerzos en todos los frentes. Primero, para desenmascarar la verdadera naturaleza de este régimen, y segundo, para reafirmar que somos nosotros, el pueblo de Nicaragua, los que tenemos en nuestras manos la construcción de la Nicaragua que todos deseamos sin exclusión y con dignidad", añaden.

La Alianza Cívica reconoció el llamado del sector privado a Ortega para adelantar elecciones y la condena que hizo el Parlamento Europeo a los actos de represión en Nicaragua.

También exigen la presencia en Nicaragua del Alto Comisoinado de las Naciones Unidas para la relatoría de los derechos humanos y el cumplimiento de las 15 recomendaciones que hizo la CIDH.

La protesta pacífica a la que llamó la Alianza Cívica, incluye:

  1. Intensificar y organizar la lucha por la autonomía universitaria
  2. Reforzar y organizar los tranques y plantones, así como denunciar los tranques organizados por el régimen
  3. Reforzar centros de acopio de medicamentos, donaciones de sangre y alimentos
  4. Reforzar las distintas expresiones de solidaridad y apoyo que no dejan de sorprendernos.