•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Roberto Rivas renunció a su cargo de presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), informó hoy el gobierno de Nicaragua junto a la OEA.

"El Gobierno de Nicaragua, reiterando su voluntad de continuar trabajando por el fortalecimiento de la institucionalidad, confirma la renuncia del Presidente del Consejo Supremo Electoral, doctor Roberto Rivas, y está pendiente de las decisiones que conforme ley corresponden adoptar a la Asamblea Nacional", indicaron la cancillería de Nicaragua y la OEA, en un comunicado divulgado esta tarde.

Rivas renuncia a su cargo en medio de una crisis en Nicaragua, que ha dejado un centenar de muertos desde el 19 de abril y exigencias de miles de personas para que el mandatario Daniel Ortega abandone el poder.

El ahora expresidente del CSE, Roberto Rivas. Archivo/END

El año pasado, Estados Unidos aplicó a Rivas la  Ley Global Magnitsky, por estar vinculado a actos de corrupción.

Luego, la Asamblea Nacional reformó la ley, para restar funciones al presidente del CSE.

Rivas no ha sido visto en público desde antes que lo sancionaran. 

Hoy, en su comunicado, la cancillería de Nicaragua sostuvo que junto a la OEA trabaja en una reforma del sistema electoral.

"Sobre este particular, la Secretaría General de la OEA y el Gobierno de Nicaragua han venido trabajando aspectos relativos a la configuración y composición del Consejo Supremo Electoral (CSE) como soporte institucional fundamental para las garantías electorales y para elecciones libres, justas, democráticas y transparentes", añade.

Rivas era magistrado del CSE desde 1995.

Estados Unidos sancionó a Roberto Rivas en diciembre pasado. Archivo/END

"La presente decisión del Gobierno de Nicaragua (renuncia de Rivas al CSE) en el camino del mejoramiento del sistema electoral es apreciada por la Secretaría General de la OEA como una señal hacia la recomposición de la confianza y la armonía democrática en el país", concluyé el comunicado de la Cancillería.

Esta renuncia de Rivas se da un día después de que ocurrieran ataques armados en varios puntos de Nicaragua, que dejaron a 16 personas muertas según organismos defensores de los derechos humanos y 15, de acuerdo con la Policía Nacional.

Una renovación del CSE ha sido demandada por miles de personas que han protestado en Nicaragua.

Además, ayer, los consejeros del Cosep pidieron ayer en una carta pública dirigida al mandatario Daniel Ortega, adelantar las eleccions y renovar el CSE.