Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega, además de sostener “relaciones cercanas” con la guerrilla colombiana FARC, no orientó en su gobierno a lo largo de 2008 ninguna medida sustancial para desarrollar la lucha contra el terrorismo, concluyó el Departamento de Estado estadounidense en un informe divulgado este jueves.

Ortega, en cambio, actuó con beligerancia al momento de brindar protección a personas vinculadas con el grupo guerrillero, calificado como “terrorista” por la Casa Blanca, de acuerdo al documento.

En su informe anual sobre terrorismo en el mundo, la entidad destacó que la Administración de Ortega continuó con la práctica de conceder a ciudadanos iraníes, “la entrada sin visado a Nicaragua”, medida que comenzó a implementar desde 2007, según resalta.

Revela el informe, que en el último año “Nicaragua no hizo ningún progreso sustancial hacia el establecimiento de una Unidad de Inteligencia Financiera”, ni hacia la aprobación de una ley antiterrorista, propuesta en 2004.

El sistema de justicia nicaragüense también fue valorado por el Departamento de Estado, y la calificación que recibió en el informe fue: “sumamente politizada, corrupta, y propensa a la manipulación”.

Ni la Cancillería ni la Presidencia en Managua respondieron a las afirmaciones plasmadas en el documento que se hizo circular ayer.