•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los enfrentamientos de policías y civiles armados contra protestantes en la noche del miércoles y la madrugada del jueves en Masaya dejaron un fallecido y decenas de heridos, y una nueva jornada de saqueos en esta ciudad, denunciaron pobladores.

La víctima mortal es Carlos Manuel Díaz Vásquez, de 28 años. El hombre no era parte de la refriega ni estaba protestando. Después de recibir el pago de su quincena se fue a celebrar y “se quedó dormido en el parque central”.

 Diálogo, solo con garantías internacionales

“Imagino que se levantó y el francotirador le dio, creyendo que estaba en las protestas. Le dieron en el pecho, una sola bala a eso de las 11:30 p.m.”, explicó la madre del fallecido, Carla Díaz, habitante de Monimbó.

Los jóvenes manifestantes trasladaron a Díaz a la Placita de Monimbó, donde se encontraba un puesto médico improvisado. Hasta allí llegó su madre, quien se trasladó con él en una ambulancia, pero el joven perdió la vida antes de llegar al Hospital Humberto Alvarado.

Después del ataque de la marcha multitudinaria del 30 de mayo en Managua, los masayas salieron a tomarse las calles y se enfrentaron con los grupos armados, a quienes los pobladores identificaron como policías vestidos de civiles y turbas afines al Gobierno.

 El hijo de un policía muere en manifestación

Según la Cruz Roja, los paramédicos dieron atención prehospitalaria a 15 personas y a nueve de ellas las trasladaron a centros hospitalarios.

Ervin Balitan, el padre de Díaz, aseguró que el tiro que mató a su hijo “es de francotirador”, y explicó que los manifestantes que se encontraban ayer en el parque central de Masaya localizaron a francotiradores que disparaban desde la azotea del Instituto Central Carlos Vega Bolaños, el cual colinda en la parte trasera con la delegación policial de Masaya.

A Díaz no le realizaron autopsia, por lo que sus familiares solo cuentan con el certificado de defunción que establece como causal de muerte “herida por arma de fuego”.

El joven tenía dos hijas: una niña de 6 años y otra de dos meses de edad.

Saqueos

Después que los manifestantes se replegaran del parque central de Masaya, comenzaron los saqueos, alrededor de las 2:30 a.m. del jueves.

 Más de 100 muertos en protestas

Varios negocios, la mayoría localizados frente al parque, como tiendas de ropa, zapatos, restaurantes y otros, fueron completamente saqueados. También los negocios ubicados en el Centro Comercial Masaya quedaron vacíos.

Este viernes, los dueños de algunos negocios que no fueron afectados o fueron saqueados parcialmente, llegaron a evacuar sus tiendas, por miedo a más robos.

Las calles de la ciudad lucían áridas y el ambiente era tenso. Muchos aseguraban sus casas y negocios con madera, zinc e incluso soldaban láminas de metal frente a sus verjas o entradas.

“Dios quiera que esto se mejore, porque estamos perdiendo muchos jóvenes. Este dolor nadie me lo repone”, lamentó la madre de Carlos Díaz.