•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) adoptó una medida cautelar en favor del sacerdote Silvio José Báez Ortega, uno de los mediadores en el diálogo nacional de Nicaragua, según se informó hoy.

"La CIDH consideró que los derechos a la vida e integridad personal de Silvio José Báez Ortega y sus familiares se encuentran en grave riesgo", apuntó en un comunicado este organismo perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Monseñor Silvio Baez dice que objetivo del diálogo debe ser la democratización de Nicaragua

Báez habría sido víctima de "acciones de "descrédito", "amenazas de muerte" y ataques a través de medios de comunicación y en las redes sociales, según una denuncia de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) que la CIDH consideró para la adopción de medidas.

bb

Asimismo, la Comisión "recibió información que indica que Silvio José Báez y sus familiares estarían en una lista de personas a 'eliminar' y personas sospechosas vigilarían de manera constante el domicilio de familiares".

Diálogo, solo con garantías internacionales

Como consecuencia del otorgamiento de la medida cautelar, la CIDH solicitó a Nicaragua que "adopte las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad personal del beneficiario y sus familiares".

"El Estado debe tanto asegurar que sus agentes respeten la vida e integridad personal de los propuestos beneficiarios (...) como proteger sus derechos en relación con actos de riesgo que sean atribuibles a terceros", añadió.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que desde el 18 de abril ha causado cerca de un centenar de muertos en protestas antigubernamentales.

La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, conocidos comúnmente como Jesuitas, presente en Nicaragua desde 1916, pidió también medidas cautelares para el padre jesuita José Alberto Idiáquez, quien según el comunicado, ha sido amenazado por participar en la Mesa de Diálogo.

“Se nos ha informado de fuente fidedigna que la integridad física y la vida misma del padre José Alberto Idiáquez SJ, rector de la Universidad Centroamericana (UCA), está corriendo grave peligro. El padre Idiáquez ha sido amenazado por su participación en la mesa de diálogo convocado por la Conferencia Episcopal, por ponerse al lado de los estudiantes, por defender los derechos humanos de quienes están pacífica y legítimamente demandando sus derechos constitucionales, por hacer continuos llamados al Gobierno nicaragüense a dar signos concretos de que la paz que dicen buscar, sea fruto de la justicia y el compromiso democrático, y por incorporar a la Universidad como tal en ese esfuerzo de todos los nicaragüenses”, escribió el padre Rolando Alvarado, superior provincial de la comunidad jesuita en Centroamérica.