•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El joven, Eduardo Morazán Meza, quien fue herido de bala durante los ataques a la denominada "Madre de todas las marchas", en Managua el pasado 30 de mayo, falleció este viernes en el hospital Vivian Pellas.

Eduardo, de 21 años, había participado en la marcha en honor a las Madres de Abril, que perdieron a sus hijos en las protestas iniciadas hace 45 días.

Más de 100 muertos en protestas

Según sus familiares, al estudiante lo alcanzó una bala que entró por una de sus mejillas y se alojó en el occipital, destrozando partes vitales del cerebro.

Morazán estudiaba una licenciatura de administración empresas, en la Universidad del Valle.

Ayer, Nicaragua veló a 16 muertos que perdieron su vida en el sangriento Día de las Madres.

El hijo de un policía muere en manifestación

La muerte de Eduardo se suma a las al menos 105 personas que han fallecido y más de 1,000 han resultado heridas en el contexto de las protestas ciudadanas iniciadas el 18 de abril. 

Los dos últimos días están entre los más sangrientos, desde que iniciaron las manifestaciones hace 45 días, según los organismos de derechos humanos.

Más de 100 muertos en protestas

La ONU instó hoy al Gobierno nicaragüense a permitirle el acceso al país para recabar información sobre la violencia y las muertes registradas durante las protestas y poder verificar las denuncias sobre violaciones de derechos, desapariciones, torturas y detenciones arbitrarias.

"Reiteramos nuestra solicitud hecha el pasado 7 de mayo a las autoridades nicaragüenses para que nos garanticen acceso inmediato al país, para que podamos (...) recabar de primera mano información sobre lo que ocurrió durante las protestas y promover medidas para prevenir más violaciones de derechos humanos", señaló en rueda de prensa la portavoz Liz Throssell.