•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El grito desgarrador de Yádira Córdoba, madre del adolescente, Orlando Córdoba Aguirre, de 15 años marcó el cementerio Milagro de Dios cuando el féretro su hijo bajaba a su última morada.

Orlando Córdoba Aguirre, es una de las víctimas de la masacre del pasado 30 de mayo, cuando participaba en la marcha en apoyo a las Madres de Abril.

Lea: Muere estudiante baleado durante la masacre del 30 de mayo en Nicaragua

Al igual que las otras víctimas  mortales de la represión que inicio el 18 de abril, Orlando Córdoba fue despedido por jóvenes autoconvocados con detonación de morteros mientras gritaban “¡Orlando Córdoba presente!”.

El adolescente Orlando Córdoba recibió un impacto de bala cuando estaba cerca del Estadio Nacional, Denis Martínez.

Más: Nicaragua sumida en ola de violencia entierra a víctimas de matanza en protestas

Este es el segundo adolescente víctima de la represión desde que iniciaron las protestas el 18 de abril del año en curso. El primero fue Álvaro Conrado.

Al menos 105 personas han fallecido y más de 1,000 han resultado heridas en el contexto de las protestas ciudadanas en Nicaragua. Solo el miércoles 30 de mayo y en la madrugada del 31, un total de 16 personas murieron en enfrentamientos.

El hijo de un policía muere en manifestación

La ONU instó hoy al Gobierno nicaragüense a permitirle el acceso al país para recabar información sobre la violencia y las muertes registradas durante las protestas y poder verificar las denuncias sobre violaciones de derechos, desapariciones, torturas y detenciones arbitrarias.