•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo de mujeres se apostó hoy frente a las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) en Managua para pedir a sus autoridades que les entreguen a sus hijos detenidos en los recientes enfrentamientos en el marco de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua.

"Yo lo que pido es que me lo entreguen vivo", dijo a Acan-Efe Juana María Duarte, madre de William Efraín Duarte, de 25 años, aprehendido el 30 de mayo pasado en la provincia de Boaco, en el centro del país.

 Lea: Muere estudiante baleado durante la masacre del 30 de mayo en Nicaragua

Duarte, con los ojos hinchados y enrojecidos de llorar, señaló que desde ese día no le han dejado ver a su William, quien tiene esposa y un hijo pequeño que todos los días pregunta por él y "hay que estarle mintiendo" para que deje los interrogantes.

Portón de la DAJ, donde este viernes había una decena de madres. Foto: EFE/END

"Mi hijo es inocente, no se le acusa de nada, solo por ser joven", indicó mientras sostenía una foto de su hijo.

Al portón de la DAJ, donde este viernes habían una decena de madres, también llegó a pedir libertad de su hijo María Isabel Martínez, quien desesperada y llorando pedía a los agentes policiales que resguardaban el sitio que le entregaran a Andrew Úbeda Martínez.

 De interés: Más de 100 muertos en protestas

Úbeda desapareció la noche del pasado 24 de mayo cuando salió a comprar un pastel de cumpleaños para su mamá en compañía de su novia.

Portón de la DAJ, donde este viernes había una decena de madres. Foto: EFE/END

"Mi corazón de madre siempre me ha dicho que esta ahí (en la DAJ), esta ahí y yo estoy segura y lo afirmo", dijo María Isabel Martínez.

"Vivo lo trajeron, vivo me lo tienen que entregar", acotó.

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH), indicó que al menos 10 personas están recluidas dentro de las celdas de la DAJ, popularmente conocidas como El Chipote.

 Además: El hijo de un policía muere en manifestación

El Chipote, una de las cárceles de máxima seguridad en la dictadura de los Somoza, es ahora un lugar a donde llevan a los presos para entrevistarlos e investigarlos, aunque organizaciones humanitarias han denunciado torturas, motivo por el que han solicitado a la Asamblea Nacional su cierre.

Portón de la DAJ, donde este viernes había una decena de madres. Foto: EFE/END

Hoy se cumplen en Nicaragua 45 días de una crisis sociopolítica que ha dejado 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Esta crisis es la más sangrienta en Nicaragua desde los años 80.