Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Tres de los cuatro detenidos por la Policía tras el hallazgo de más de 600 kilos de cocaína en un furgón hace tres días, serán utilizados como testigos de cargo en contra de Noel Francisco Quintana Rocha, dueño del vehículo, quien ayer quedó en prisión por transporte de drogas.

De acuerdo con la acusación presentada por la Fiscalía en el Juzgado Séptimo Penal de Audiencias de Managua, las principales sospechas recaen sobre Quintana, quien buscó como chofer a Jorge Arróliga Romero para que le fuera a sacar el furgón que estaba retenido en la Estación de Policía desde la noche del lunes, donde se supone que la droga “durmió” tras la captura de Justo Vicente Reyes, quien inicialmente iba a transportarle a Noel Francisco un cargamento de agroquímicos.

Justo Vicente Reyes fue denunciado por su esposa por violencia intrafamiliar, razón por la que fue conducido con todo y furgón a la Estación Tres de Policía de Managua. Se supone que desde ese momento el camión ya tenía la droga oculta en diez compartimentos especiales.

Jorge Arróliga y su hijo del mismo nombre fueron detenidos la tarde del martes cuando circulaban con el camión por la Cuesta del Plomo, de donde fueron trasladados hasta Plaza El Sol. Allí, agentes de la Dirección de Delitos Económicos descubrieron que el furgón no llevaba el marchamo o candado de seguridad en las puertas, lo que levantó sospechas de los agentes policiales, que encontraron la droga.

La defensa de Noel Francisco Quintana, Domingo Diogo, además de alegar la inocencia de su representado dijo que éste le alquiló el camión a otra persona que no identificó, para que trasladara los agroquímicos hacia El Salvador.

El abogado consideró como sospechoso el hecho de que sólo su representando esté siendo acusado, tomando en cuenta de que no fue a él a quien la Policía le ocupó la droga.

El juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir, le impuso la prisión al acusado y ordenó audiencia inicial para el próximo 8 de mayo.