•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal Leopoldo Brenes expresó hoy supreocupación por el aumento en la cantidad de muertos que han dejado las protestas en Nicaragua, e insitió en que el diálogo es la única solución para salir de la crisis, aunque no hay una fecha para reanudarlo.

“Siempre hay que apostar al diálogo, fuera de este no hay solución”, declaró Brenes hoy en la mañana, luego de oficiar una misa en la parroquia de Jesús Sacramentado, al norte de Managua.

El cardenal lamentó principalmente las muertes que se han registrado en los últimas horas en Masaya, municipio que se encuentra desde el sábado sitiado por fuerzas antimotines y de grupos de choque afines al partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

“Es triste el número de personas que mueren en esta lucha fratricida que va en aumento. Y no, esto no puede dejar tranquilo a ningún nicaragüense. Todos sentimos ese dolor, principalmente el de las madres”, expresó el prelado.

Brenes hizo un llamado a los medios de comunicación que promueven la confrontación y usan lenguaje que causa tensión, a no seguirlo haciendo.

El cardenal no profundizó en el tema del diálogo nacional, argumentando que tenía un compromiso que atender.

Al menos cinco personas murieron ayer en Masaya. Orlando Valenzuela/END

Hasta la fecha no se sabe cuándo podrían reanudarse las negociaciones entre representantes del Gobierno y la Alianza Cívica.

El diálogo en Nicaragua quedó suspendido el pasado a causa de los actos de represión en contra de las manifestaciones.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) criticó un ataque armado ocurrido en contra de una marcha en Managua, el propio Día de las Madres: 30 de mayo.

Ese día los actos de represión provocaron al menos 16 muertes violentas.