•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos cinco personas (cuatro civiles y un antimotín) murieron anoche y hoy durante un ataque armado en Masaya, de acuerdo con la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), elevando a 10 la cifra de fallecidos este fin de semana en esa ciudad.

De las 11:00 de la noche del domingo y la 8 a.m. de este lunes, Álvaro Leiva, Secretario Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), dijo que “en el despliegue que acaba de hacerse hace aproximadamente una hora de nuestros promotores de derechos humanos preliminarmente manejamos cinco ciudadanos masayenses muertos, asesinados”.

Masaya sufre nuevo ataque armado y pobladores denuncian uso de drones y avionetas​

Del total de víctimas, solo dos han sido identificada, un antimotín y un civil.

El nombre del civil corresponde Carlos Erick Lopez López, de 22 años, profesor de del municipio de Niquinohomo, quien falleció en el área de Cruz Roja de Masaya, camino hacia el Colegio Salesiano de Masaya y el policía fue identificado como José Abraham Martínez, de 22 años de edad.

Leiva confirmó también que varios pobladores denunciaron haber percibido el olor de una extraña sustancia llamada cipermetrina (un insecticida) que provocó en muchos ciudadanos vómito y mareo. 

“La Organización Mundial de la Salud tiene clasificada -la sustancia- como moderadamente dañina, pero en menores de edad eso es gravísimo, y para toda la población. Esperamos que a lo largo del día podamos tener verificación de esta información y esperamos que esto no se esté dando, porque esto no nos posibilita la restitución de paz que tanto demanda los derechos humanos, la iglesia y los ciudadanos", admitió el secretario general de la ANPDH.

Masaya devastada y aislada

El ataque dejó varios ciudadanos heridos y detenidos.

Masaya sufría la noche del domingo un nuevo ataque armado, tras el que dejó cinco muertos el sábado, y los pobladores han denunciado el uso de drones y avionetas, al parecer para ubicar las posiciones de los protestantes.

Anoche sonaron las campanas de la iglesia Nuestra Señora de La Asunción y de San Miguel, para alertar a la población del ataque que estaba ocurriendo en el sector del parque Central, calle Real y calle hacia la Reforma.

Los pobladores aseguran que los antimotines comenzaron el ataque y muchos ciudadanos salieron de sus viviendas para apoyar a quienes se encontraban en las barricadas.