•  |
  •  |
  • Edición Web

La misa de cuerpo presente del cardenal Miguel Obando y Bravo se realizó esta mañana en la catedral de Managua.

La misa ha sido oficiada por Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la arquidiócesis de Matagalpa.

"Allá en cielo, seguirá orando por Nicaragua”, dijo Monseñor Álvarez durante la homilía.

Josefa Reyes, madre de Roberto Rivas, expresidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) y quien fuese asistente del cardenal Miguel Obando y Bravo, dijo que la última voluntad del religioso en su testamento era ser sepultado en la universidad que él fundó, la Universidad Católica (Unica).

La familia Rivas Reyes no supo detallar de qué murió el cardenal Obando. "Él tenía 92 años, murió por vejez", declararon.

También estuvieron presentes el padre Eddy Montenegro y el padre Bismark Carballo, ambos sacerdotes allegados al cardenal.

Carballo aseguró que días antes del fallecimiento del Cardenal Obando habló con él sobre la situación del país.

"Él estaba preocupado porque estábamos cayendo en una violencia ciega", manifestó el sacerdote.

Obando es el tercer Arzobispo de Managua que fallece y el primero que no será enterrado en una Catedral o Parroquia.

Los dos Arzobispos anteriores fueron Monseñor Lezcano y Ortega, y el Arzobispo Alejandro González y Robleto

Dentro de las leyes de la iglesia se establece que los arzobispos deben ser sepultados en las catedrales.

Los restos de Monseñor Lezcano están en la parroquia San Ana y Monseñor Robleto en Chinandega, explicó el sacerdote Bismark Carballo.

Obando murió la madrugada del domingo y el gobierno de Daniel Ortega decretó tres días de duelo nacional, en los cuales las banderas en las instituciones públicas deberán estar a media asta.