•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cierre de la carretera a Masaya se extendió ayer hasta el kilómetro 25, donde el domingo fueron capturados dos policías vestidos de civiles, entregados posteriormente con mediación del padre Edwin Román.

El cerco alrededor de la ciudad acechada por antimotines sirve como defensa de los protestantes de barrios centrales y Monimbó; estas barricadas impiden el suministro a las fuerzas policiales y colaboradores irregulares.

“La idea es colocar tranques en todas las vías de acceso a Masaya, para que se les dificulte (a los policías) la pasada y así avisar a los atrincherados en Monimbó”, dijo uno de los protestantes, quien prefirió no dar su nombre.

Carretera a Diriamba, cerca de Las Esquinas .Alejandro Sánchez/END

Otras vías de acceso secundarias a la ciudad de Masaya cerraron, una de ellas estaba en el paso de la comarca Cruz Negra, de Nindirí. El domingo pasaron por ahí microbuses llenos de antimotines, que por la noche atacaron a los protestantes, dijo el manifestante.

Occidente

En León y Nagarote continúan los bloqueos en las carreteras que comunican con la capital. En la cabecera departamental, el Movimiento Universitario 19 de Abril y población instalaron desde el viernes un tranque en el empalme de carretera León-Managua, pero dejan pasar ambulancias y a adultos mayores, además, liberan la vía cada 3 horas.

Según los dirigentes del movimiento, han recibido un sinnúmero de amenazas de la Juventud Sandinista y las fuerzas paramilitares del Gobierno.

En Nagarote, el tranque fue desinstalado el sábado en horas de la noche, pero se reinstaló este lunes a partir de las 4:00 a.m., en el kilómetro 41, dos kilómetros al este de la entrada principal de dicha localidad.

Diriamba, escasa de combustible

A eso de las 9:00 a.m. de este lunes, la gasolinera UNO de la ciudad de Diriamba, ubicada cuatro cuadras antes de llegar al reloj público, se quedó sin gasolina.

Uno de los trabajadores de dicha estación informó que no tendrán gasolina hasta que se levanten los tranques.

“Nosotros vendimos la gasolina que había, ahora solo tenemos diésel como para tres días, pero no tendremos combustible, pues se nos avisó que no seremos abastecidos hasta que se levanten los tranques”, informó uno de los trabajadores.

Asimismo, la gasolinera Puma La Inmaculada, ubicada en la salida hacia Managua, también se quedó sin gasolina y solo tienen diésel.

La gasolinera Puma ubicada a media cuadra del reloj público es la única que está vendiendo con normalidad, pero  solo “hay para día y medio, ya se hizo el pedido, pero no depende de nosotros. Si las cisternas no logran pasar, estamos fregados, porque ya nos queda poco”, alegó el gerente de la gasolinera, quien evitó dar su nombre.

En Jinotepe, las estaciones mantienen suficiente combustible, sin embargo, los consumidores diriambinos no logran llegar por las decenas de furgones varados sobre la vía.

Sin embargo, Javier Rodríguez, conductor de mototaxi de Diriamba, ellos están trabajando con normalidad.

“Lo que estamos haciendo es trasladarnos al tranque ubicado en la carretera hacia Las Esquinas, allí nos turnamos para esperar y trasladar a los pasajeros que llegan caminando”, dijo Rodríguez.

Las vías de acceso secundarias a la ciudad de Masaya cerraron, una de ellas estaba en la comarca Cruz Negra, de Nindirí.

Por otro lado, un grupo de cadetes de mototaxis se hizo presente al lugar para pedir a los camioneros que dejen pasar a las cisternas, para que puedan a abastecer a las gasolineras de la ciudad.

Chontales

En la región central se mantienen los tranques que están en la salida de Juigalpa a Managua, en la entrada a Santo Domingo, La Báscula, el empalme de Lóvago, la entrada de San Pedro de Lóvago, en la Curva, en la entrada de El Ayote y El Coral. 

En el caso del tranque de Juigalpa, había pase de forma escalonada solo para vehículos livianos.