•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ciudadano estadounidense, Sixto Henry Vera, hallado muerto el sábado pasado en una calle en Managua junto a dos vehículos quemados, fue asesinado por dos jefes de pandillas de esta capital, según la Policía Nacional.

Los presuntos asesinos del estadounidense, de 48 años, son Néstor Manuel Tiffer y Ezequiel Gamaliel García, dijo el segundo jefe de la Policía de Managua, Sergio Gutiérrez.

Vera, de padres ecuatorianos y nacido en Nueva York, recibió un disparo en la cabeza, mientras su acompañante Marcos Pomares Varela sufrió lesiones gravísimas, indicó.

Según el jefe policial, “elementos desconocidos” intentaron asaltar a Vera y Pomares Varela, que viajaban en un vehículo, y como no se detuvieron, les dieron persecución en motocicletas y en un vehículo, hasta interceptarlos.

Los presuntos delincuentes primero dispararon a Pomares Varela y luego al ciudadano estadounidense, robaron sus pertenencias y después quemaron los dos vehículos, tanto el de Vera  como el que usaron los criminales, cuyo propietario no fue dado a conocer.