•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de comerciantes auto convocados del centro de compras más grande de Centroamérica , el mercado Oriental, lanzó ayer un mensaje enérgico de rechazo a los actos cometidos por el Gobierno de Nicaragua en contra de la ciudadanía y se une al clamor de justicia para las víctimas.

En una reunión en la vía pública del sector de Ropusame coreando las consignas de: “Ni un paso atrás” y “no tenemos miedo” varios comerciantes subieron a una tarima para expresar su desacuerdo y repudio a los actos de violencia perpetrados por el Gobierno de Nicaragua y abogaron por declararse en desobediencia civil. Una de las medidas a tomar es dejar de importar mercadería y vender únicamente lo que tienen disponible en inventario, aunque reconocen que realizar ventas en estos momentos es complicado pues no hay afluencia de clientes.  Los comerciantes abogaron para que sus proveedores nacionales e internacionales tengan paciencia pues la situación los está ahogando. 

 “La medida ahorita es no importar, vender lo que se tiene. Es difícil vender en este momento porque prácticamente no hay clientes. Lo que tenemos lo estamos protegiendo, no solamente en los tramos. En las tiendas solo se dejan muestras”, dijo Irlanda Jerez, que tomó la palabra durante el evento. Según Jerez están organizados cuadra a cuadra para mantener la seguridad, pero cada comerciante es quien decide la medida más adecuada para proteger su tramo. En el resguardo del perímetro del mercado los comerciantes se han organizado para levantar barricadas. 

Al mismo tiempo aprovecharon para denunciar la problemática que por años ha perjudicado al sector, como el hecho de solo poder importar por vía marítima.

Jerez expresó que desde el mercado Oriental, diferentes grupos de personas anteriormente han brindado apoyo a las madres de los fallecidos y estudiantes y han organizado barricadas dentro del mercado para impedir los saqueos y los incendios de los tramos. Ahora se unen al pueblo para demandar la salida del presidente de Nicaragua Daniel Ortega.