•  |
  •  |
  • Edición Web

Dos activistas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) figuran entre los cinco acusados hoy por hechos acontecidos el pasado 25 de mayo en un tranque en el empalme de Boaco.

Los acusados son Jaime Ampié Toledo (coordinador del voluntariado), Reymundo Lira Luque, Julio Ampié Machado (promotor de los derechos humanos de la ciudad) y William Picado Duarte.

A los cuatro acusados, de manera indistinta, la Fiscalía de Managua -a cargo del juez Carlos Solís- le atribuye los delitos de amenazas con portación de armas, homicidio frustrado, exposición de personas al peligro y asesinato.

Como víctimas aparecen siete mujeres que formaban parte de un grupo de 40 personas que el 25 de mayo trataron de desmontar un tranque en el empalme de Boaco.

La acusación se presentó en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Los pobladores en Nicaragua han levantado tranques en casi todos los departamentos del país, como medida de presión en contra la represión ejercida por grupos paramilitares aliados al presidente Daniel Ortega.

Desde el 18 de abril, Nicaragua vive su crisis más sangrienta desde los años 80, con al menos 128 muertos y cerca de un millar de heridos, según organismos locales e internacionales defensores de los derechos humanos.

Las protestas contra Ortega comenzaron por unas reformas fallidas de la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del presidente, después de 11 años en el poder, con acusaciones por parte de los opositores de abuso y corrupción.