•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un grupo de congresistas pidió hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, analizar si es viable aplicar la Ley Magnitsky a dos personas muy cercanas a Daniel Ortega: Francisco Díaz, alto jefe de la Policía de Nicaragua, y Francisco López, tesorero del FSLN y vicepresidente de Albanisa.

En una misiva enviada a Trump, los congresistas le piden aplicar la Ley Magnitsky a Díaz y López, recordando que esa medida castiga a personas vinculadas con casos de violaciones a los derechos humanos, corrupción y actos ilícitos.

"En la medida que la situación política en Nicaragua empeora, le pedimos que los nicaragüenses Francisco López y Francisco Díaz sean considerados para aplicarles la Ley Magnitsky", indican los congresistas.

Desde el año pasado, recordaorn los congresistas, habían solicitado que esa ley se impusiera a López y al entonces presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.Francisco López, vicepresidente de Albanisa. Archivo/END

En esa ocasión, Estados Unidos aplicó la ley a Rivas, quien justo hoy dejó de ser formalmente el presidente del CSE en Nicaragua.

"Como le escribimos el año pasado, creemos firmemente que Albanisa, subsidiaria en Nicaragua de Petróleos de Venezuela (PDVSA) debe ser objeto del escrutinio de nuestras leyes y del Departamento del Tesoro", indicaron los congresistas a Trump.

En el caso de López, los congresistas sostienen que como vicepresidente de Albanisa ha firmado contratos de préstamos irregulares y de ser beneficiado con exenciones de impuestos.

La solicitud dirigida a Trump la firman los congresistas Marco Rubio, Ted Cruz, Norma Torres, Albio Sires, Debbie Wasserman, Michael Conaway y Haul Cook.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Archivo/ENDEsta petición llega en un momento de profunda crisis en Nicaragua, donde la represión ha dejado a unas 130 personas muertas desde el 19 de abril.

Además, coincide con una dura declaración emitida por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien responsabilizó a Ortega de los actos de violencia en Nicaragua.

Finalmente, la OEA aprobó hoy una resolución en la cual llama a Nicaragua a suspender los actos de violencia y buscar una solución pacífica a sus crisis.

Organismos internacionales han acusado al Estado de Nicaragua de usar la represión para disolver protestas en su contra.