•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un tranque instalado esta mañana en la rotonda de Ticuantepe, kilómetro 14 de la carrterea a Masaya, ha aislado por completo a la zona costera del pacífico de Nicaragua, pues no hay paso hacia Masaya, Granada y Rivas, mientras que Carazo está bordeada por retenes.

Pobladores que se mantienen en estos tranques explican que buscan evitar que hasta Masaya lleguen a reprimir a los pobladores. En esta ciudad una serie de ataques armados ocurridos el fin de semana dejaron al menos a 10 personas muertas, incluido un adolescente que habría rogado -de rodillas- por su vida.

El primer tranque en la carretera a Masaya se puso a la 6 de la mañana y paraliza una de las arterias principales de Managua.

Centenares de personas caminan de regreso a Managua y buses de Santo Domingo y Esquipulas están llevando a la gente desde el tranque a la capital.

Este tranque de Ticuantepe tiene varios niveles y los jóvenes alegan que es para evitar que antimotines y las fuerzas de choque se movilicen hasta Masaya.

"Es nuestra forma de apoyar al pueblo de Masaya. No vamos a levantar este tranque. Desde ayer comenzamos y seguiremos hasta que termine la represión en Masaya", alegó uno de los protestantes.

Los vehículos retornan al encontrar el tranque. Rafael Lara/ENDLa situación es grave: No hay pasada ni para motos. Lo único que dejan transitar son ambulancias, las cuales son revisadas, y vehículos que llevan víveres a los protestantes.

Desde el kilómetro 13.8 de la carretera a Masaya, los protestantes colocaron ramas, para impedir el paso y al llegar al kilómetro 14 está el tranque.

Piedras sobre la vía en la carretera a Masaya. Rafael Lara/END

En tanto, en el punto de ingreso a Veracruz, ya se han colocado piedras.

Los protestantes están pendientes ante la posibilidad de un ataque de los antimotines.

En tanto, en Masaya hay barricadas en prácticamente todos los barrios, luego de los ataques del fin de semana.

Mientras, en Granada, donde ayer murió un adolescente por la mañana y por la noche hubo saqueos e incendios, también hay más barricadas.

Siempre sobre la zona costera del pacífico, en Rivas se mantiene un tranque en el kilómetro 108 de la carretera panamericana Sur. También hay furgones sobre la vía.

Y Carazo permanece aislada, con tranques en todos sus puntos de acceso, impidiendo a los pobladores salir de este departamento.

Nicaragua ha sufrido la muerte de casi 130 personas, de acuerdo con los organismos defensores de los derechos humanos, desde que comenzaron las protestas, el pasado 18 de abril.

Un diálogo nacional que buscaba una salida a esta crisis, sigue suspendido, pues la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que participaba como mediador y testigo, denunció actos de represión que no permiten reanudar las negociaciones.