•  |
  •  |
  • EFE

La Coalición Universitaria, compuesta por estudiantes "autoconvocados" contra el Gobierno de Daniel Ortega, iniciaron hoy una colecta de víveres para las personas atrincheradas en las carreteras de Nicaragua, con el objetivo de apoyar su manifestación antigubernamental.

"Estamos haciéndole el llamado (a la población) para que vengan a apoyar a nuestros hermanos, que desde ya les agradecemos, porque están en los tranques y es nuestro bastión de lucha", dijo el líder estudiantil Lesther Alemán, en un vídeo de la Coalición divulgado en redes sociales.

Cientos de personas mantienen bloqueos permanentes en al menos 45 puntos de Nicaragua, con el objetivo de presionar a Ortega para que renuncie a la presidencia, debido a los más de un centenar de muertos y sobre un millar de heridos, dejaros por actos de represión, según organismos humanitarios locales e internacionales.

Los víveres son colectados en la catedral metropolitana de Managua, en el centro actual de la ciudad, que ofrece refugio a quienes huyen de la persecución policial, misma que según el movimiento Amnistía Internacional realiza "ejecuciones extrajudiciales".

"No podemos dejar de sostener esta lucha en la calle, y no podemos dejar caer los tranques ni a nuestros hermanos", reiteró una integrante de la Coalición Universitaria, que no fue identificada.

El movimiento estudiantil también informó de que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que representa a la población en el diálogo nacional con el Gobierno de Nicaragua -actualmente suspendido-, ha conformado una "red para ayudar al pueblo levantado".

Los bloqueos que los manifestantes han instalado en las carreteras más importantes de Nicaragua tienen como objetivo defender a las ciudades de los ataques "letales" de la Policía Nacional y grupos "parapoliciales" afines al Gobierno, así como presionar a Ortega.

Nicaragua cumple hoy 50 días de una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 127 muertos y más de un millar de heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se han convertido en una reclamación que pide su renuncia entre acusaciones de abuso de poder, ejecuciones extrajudiciales y corrupción.