•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Colegio Don Bosco, en Masaya, está funcionando como un hospital para las personas que requieran algún tipo de atención, confirmaron en su sitio web las Misiones Salesianas.

Desde el fin de semana Masaya ha sido escenario de ataques armados, que han dejado al menos a 10 personas muertas, decenas de heridos y arrestados.

La ciudad, a causa de estos enfrentamientos, está llena de barricadas.

Los protestantes nicaragüenses desconfían de los hospitales públicos y prefieren trasladar a los heridos a hospitales privados o a centros de atención instalados por la misma ciudadanía.

En su comunicado, las Misiones Salesianas indicaron que médicos, voluntarios y ciudadanos de Masaya son parte de los que están atendiendo a las personas que resultan heridas y necesitan primeros auxilios.

Según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) entre las victimas que murieron en los ataques del fin de semana a Masaya se incluyen a Junior Gaitán, de 15 años; Donald López, de 27; Rigoberto Carballo, de 28; y Eduardo López, de 37 años.

Protestantes en Masaya. AFP/END

Ángel Prado, responsable de la región de Centroamérica de las Misiones Salesianas, manifestó “el repudio ante los hechos ocurridos y condena a todo acto de violencia, vandalismo y represión contra la vida y la integridad de las personas y su derecho a expresarse pacíficamente en defensa de la justicia y la solidaridad”.

El Colegio Salesiano Don Bosco de Masaya ha suspendido sus actividades educativas debido a la difícil situación que enfrenta el departamento.

Un protestante sobre una barricada en Masaya. AFP/END

Masaya y Granada son dos departamentos que han vivido un golpe fuerte por la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

Nicaragua cumple hoy 50 días de una crisis que ha dejado al menos 127 muertos y más de un millar de heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).