•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) rechazó ayer la acusación en contra de Félix Maradiaga, director ejecutivo de este organismo, quien es señalado por la Policía Nacional de organizar estructuras delincuenciales y de estar vinculado a la agrupación criminal identificada como “Viper”. 

Dayra Valle, subdirectora del Ieepp, leyó ayer un comunicado en el que este instituto rechaza “dichas acusaciones por ser manifiestamente infundadas y arbitrarias, mismas que solo se explican como parte del proceso de incremento irracional de una represión selectiva emprendida por el Gobierno de Nicaragua, en contra de todas aquellas personas que han alzado su voz crítica y se han sumado a las protestas contra los abusos del régimen”.

El pronunciamiento cuenta con el respaldo de los colaboradores, investigadores, académicos y directivos del Ieepp, quienes acompañaron a Valle cuando leyó el documento.

“Hacemos un llamado a todas las organizaciones sociales, civiles, políticas, académicas nacionales e internacionales a denunciar este caso de criminalización infundada, como una muestra más de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por las actuales autoridades del Gobierno de Nicaragua y su desatención a los llamados de la Comunidad Internacional”, dice el comunicado. 

Lo vinculan a crímenes 

Según la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía Nacional, Maradiaga tiene vínculos con la banda delincuencial identificada como “Viper”, seudónimo de Christian Mendoza Fernández, quien está capturado.

La Policía capturó a Mendoza Fernández y lo presentó el martes en conferencia de prensa a los medios de comunicación señalando como “jefe” del grupo delincuencial que supuestamente se relaciona con Maradiaga. 

“La incriminación antojadiza, infundada y arbitraria realizada contra el Director Ejecutivo de una institución académica, pretende generar miedo en la sociedad nicaragüense, y especialmente en la comunidad científica y académica, intentando así acallar las voces que se encuentran denunciando en los foros internacionales la violencia y represión emprendida por el Gobierno de Nicaragua”, dijo el Ieepp en su comunicado.

Maradiaga viajó a Washington, Estados Unidos, esta semana, donde acompañó a una delegación de nicaragüenses para denunciar las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua en el marco de la 48 asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que concluyó el martes.