•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 Una parte del centro histórico de Granada amaneció ayer en escombros, después de haber sido incendiada y saqueada durante la noche del martes por personas encapuchadas, quienes destruyeron completamente 10 negocios ubicados en la calle El comercio, una de las más importantes de la ciudad.

Desde tempranas horas de la mañana del martes, la ciudad vivió un fuerte enfrentamiento entre fuerzas de choque del Gobierno y la policía contra manifestantes que estaban en barricadas, dejando un muerto y más de 20 heridos. Por la tarde y la noche continuaron con incendios y saqueos de la alcaldía y locales comerciales.

A las 9.30 a.m., al menos, una treintena de personas ayudados por una pala mecánica recolectaban los papeles incinerados, muebles destruidos y todos los escombros dejados por el fuego en la alcaldía.

“Históricamente el valor que se ha perdido es incalculable”, dijo a periodistas Pedro Vargas Mena un maestro, escultor y también  el vicealcalde de la ciudad colonial, que está a unos 45 kilómetros al sureste de la capital.

Una escena de la destrucción que dejó el incendio en la Alcaldía de Granada la tarde del martes.EFE/END

El edificio municipal, ubicado al costado izquierdo de la catedral central de esa ciudad, se incineró en un 40%, llevándose registros importantes y antiguos de propiedades y personas.

En el mercado, los pobladores se aglomeraban ayer en busca de alimentos, ante el temor de quedar desabastecidos en las próximas horas por los tranques en las carreteras y los saqueos en la ciudad.

Una serie de establecimientos fueron afectados por incendios y saqueos, entre los que están: venta de celulares, ropa, zapatería y electrodomésticos, dejando grandes pérdidas económicas y la destrucción de los inmuebles que quedaron reducidos a cenizas.

“Lo hemos perdido todo, son más de 10 años en este negocio y verlo destruido me da mucha tristeza e impotencia, habíamos puesto portones de hierro, pero eso no fue problema para los delincuentes, cuando nos dieron la noticia y venimos a ver ya no había nada”, aseguró Cristopher Reyes, dueño de un negocio de celulares.

En la ciudad se vivía un ambiente tenso ayer, con los comerciantes del mercado trasladando la mercadería a sus casas para evitar más robos, dejando casi todas las tiendas cerradas.

En diferentes barrios de la ciudad y la zona del mercado se mantenían barricadas en las calles como medida de protección.

Granada es uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua, recomendado por numerosas revistas de prestigio a nivel mundial, pero desde que estallaron las protestas contra el Gobierno en abril, la ciudad ha sido víctima de sujetos armados que han causado saqueos y destrucción, haciendo que todos los turistas regresaran a sus países.

Policía no resguarda 

Propietarios de locales comerciales del mercado de Granada se han mantenido resguardando la zona, pero muchos de ellos continúan con temor a los saqueos.

“No queremos exponernos a un saqueo, varios dueños de negocios están realizando guardia desde hace días para evitar los robos, la situación ha empeorado y la policía no viene a ayudarnos, ni a brindarnos protección, porque también tememos por nuestras vidas”, dijo Azucena Portobanco, dueña de  una tienda de zapatos.

Por su parte, los empresarios hoteleros han expresado que la quema y los saqueos afectan la imagen de la ciudad de Granada y agregaron que no hay extranjeros hospedados, ya que estos han tenido que irse de emergencia a sus países, ante la crisis que vive Nicaragua.

“Es muy lamentable ver a la Gran Sultana en esta situación, la inseguridad ha aumentado al máximo y a este paso nadie vendrá a visitarnos. La economía está por el suelo y la tensión aumenta con el paso de los días, difícilmente nos volveremos a levantar”, comentó Chris Brown, empresario turístico.