•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos cuatro personas murieron ayer a tiros durante los enfrentamientos en Nicaragua: Tres en Chinandega y una en Masaya.

Tres jóvenes fallecieron ayer en la ciudad de Chinandega, tras un enfrentamiento entre fuerzas de choque y opositores al gobierno que participaban en una marcha.

Los nombres de las víctimas, que hoy están siendo veladas en sus casas de habitación, corresponden a  José Casco (22), originario de El Viejo, Cesar López Vega del barrio Guadalupe y Marco Antonio Padilla, de la colonia Roberto González.

Unos 200 antimotines se niegan a reprimir en Nicaragua, según ONG

Casco murió a las 6:00 p.m., cuando finalizaba una marcha antigubernamental en la rotonda El Trabajador, en la ciudad de Chinandega. El joven, estudiante de Administración de Empresas en la UNAN-Managua, recibió varios tiros de escopeta, que perforaron su abdomen.

Mientras López Vega, falleció tras recibir dos disparos en el pecho y la cabeza.

En el barrio de San Agustín, los pobladores volvieron a vivir horas de terror, pues desde el enfrentamiento del 23 de mayo, las luminarias públicas fueron destruidas en su totalidad, produciéndose una oscuridad que propicia asaltos.

Rene Valverde, vocero de la Cruz Roja filial Chinandega, indicó que el puesto médico atendió a Marco Padilla a quien retiraron de las barricadas con signos de vida, pero falleció mientras era trasladado a un centro médico.

Más de la mitad de muertos en protestas eran jóvenes

El enfrentamiento dejó además, ocho ciudadanos heridos.

Algunos de ellos, fueron atendidos por los cruzrojistas mientras otros prefirieron, recibir asistencia de médicos privados por temor a ser identificados. Las autoridades registran daños de un 20% en el edificio.

Durante la medianoche, bombas molotov explotaron dentro del edificio de la Administracion de Rentas, dañando parcialmente los vidrios. La alarma del local permitió que no tomara fuego.

Las autoridades registran daños de un 20% en el edificio.

Ayer, en Masaya murió otra persona, al recibir un tiro en la cabeza.

Así, los enfrentamientos en Nicaragua dejaron ayer al menos a 4 personas asesinadas (3 en Chinandega y 1 en Masaya).

Obispos hablarán con Ortega

Estos casos ocurrieron en la víspera de una reunión entre el mandatario, Daniel Ortega, y la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), quienes hoy analizarán el futuro del diálogo nacional, suspendido desde el 31 de mayo.

En las protestas en Nicaragua, que comenzaron el 18 de abril, han muerto más de 130 personas, según cálculos de los organismos defensores de los derechos humanos.