•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Shester Javier Chavarría Jerez, el joven muerto a tiros en la trinchera de la UNAN-Managua, nunca había pisado una universidad hasta el pasado mes de abril cuando llegó a respaldar la protesta.

Tenía 19 años, trabajaba y cursaba el primer año de secundaria en modalidad sabatina. Su madre reveló ayer, ante el ataúd, que Shester jamás le manifestó si tenía aspiraciones profesionales.

 ​​Universitarios denuncian que ataque armado en la UNAN Managua deja un muerto

Meylin Evelin Jerez Vásquez relató que su hijo trabajaba con ella en una comidería del mercado Oriental, pero todo cambió cuando Shester se enteró de las primeras muertes de jóvenes en las protestas iniciadas por los universitarios en Managua.

“Mi hijo siempre expresó su desacuerdo con las muertes de los estudiantes, quienes exigían justicia y una Nicaragua libre. Por eso, decidió unirse a la lucha de los estudiantes, quienes cada día que fallecía uno de los suyos arreciaban las protestas, al punto de colocar barricadas para evitar ataques”, dijo Meylin.

La primera vez que Shester llegó a la trinchera de la UNAN-Managua fue para proveer víveres a los protestantes. Algunos de sus compañeros de lucha comentaron, durante la vela en el barrio El Progreso, que él comenzó como colaborador y poco a poco se fue quedando.

 Noche de terror en ciudad nicaragüense de Masaya dejó cinco muertos

El jueves por la noche, a Shester le tocó vigilancia desde la trinchera. Eran las 8:40 de la noche cuando dos vehículos intentaron cruzar la barricada y dispararon. El muchacho fue alcanzado por dos proyectiles.

Félix Barbosa, familiar de Shester, aseguró que una bala le penetró en el costado derecho y en su trayectoria le perforó el hígado; la otra lo impactó en el brazo derecho.

Shester Javier Chavarría Jerez

“El proyectil es de un arma de gran potencia, porque la bala lo atravesó de lado a lado y desgraciadamente no se pudo hacer nada”, dijo Barbosa cuando relataba que el joven murió en el trayecto hacia el hospital Vivian Pellas.

“Él era una persona buena, humilde y muy sociable; por eso creo que acá encajó. Nosotras lo veíamos como parte de una familia. Lamentamos que haya fallecido de esa manera a manos de esos grupos afines al Gobierno que últimamente han sembrado el terror por las noches”, dijo una de las universitarias atrincherada en la UNAN-Managua, quien pidió el anonimato.

Meylin asegura que en el mercado Oriental, Shester era muy popular. “Mi hijo era muy alegre, ayer (jueves) pude enterarme de cuánta gente me lo quería, porque era muy amistoso, bien bromista y sus carcajadas contagiaban a quienes lo rodeaban. Esa era su forma de ser. Todo el mundo en el mercado me lo quería”, afirmó.

En el barrio también era conocido como una persona muy tranquila, que no peleaba con nadie y nunca tuvo problemas con nadie. “Desde pequeño, a Shester lo llevaba al mercado; me acuerdo que mi tía me daba lugar que lo llevara, nunca me despegué a mi hijo”, recordó la madre, quien afirma que con la ayuda de su mamá, ya fallecida, y la de sus tías sacó adelante a sus hijos.

El ataque

Uno de los estudiantes atrincherados en la UNAN-Managua, quien se identificó con el seudónimo de Memo, afirmó que dos vehículos, un sedán rojo y una camioneta gris intentaron pasar por la trinchera Arlen Siú, levantada en el costado norte del recinto Rubén Darío de esa universidad.

“El sedán dio la vuelta y tapó a la Hilux cuando de pronto rafaguearon la barricada, donde tres personas resultaron heridas. Shester fue herido de gravedad, lo trasladaron al hospital Vivian Pellas, pero llegó sin vida”, contó el universitario.

 Exmayor del Ejército exige justicia por su hijo

Este viernes, durante la vela del joven, la familia aprovechó para denunciar que a la hora que trasladaban el cadáver al barrio El Progreso, al oeste del recinto universitario, fueron perseguidos por sujetos a bordo de una camioneta.

Funeral de Shester Javier Chavarría Jerez

“Hago el llamado al presidente Daniel Ortega que basta de derramamiento de sangre de tantos jóvenes y le digo que de la justicia divina no se va a escapar. No siga dando órdenes de matar a nuestros jóvenes”, clamó la mamá de Shester.

Shester Javier Chavarría Jerez será sepultado este sábado en el cementerio de la comunidad Jocote Dulce.