•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua podría aumentar si el presidente Daniel Ortega retrasa su respuesta a los obispos de la Conferencia Episcopal (CEN), reiteraron este viernes algunos líderes de la Iglesia católica.

Los obispos, mediadores y testigos del Diálogo Nacional, entregaron el jueves a Ortega la propuesta de justicia y democratización para el país, y luego manifestaron en un comunicado que esperaban una respuesta del Presidente en dos días.

 Shester dejó de trabajar para ir a protestar y murió en la trinchera

“La frase del comunicado de los obispos: «esperamos su respuesta por escrito lo más pronto posible», muestra que no hay tiempo que perder y que a todos nos urge una solución para el país”, destacó en sus redes sociales monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.

La respuesta de Ortega deber ser por escrito “para que quede testimonio”, expresó Báez señalando que una salida pacífica de la crisis “depende solo de una persona”.

Monseñor  Rolando Alvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa escribió  en su cuenta de Twitter: “Aún hay tiempo para la esperanza. Sagrado Corazón de Jesús en vos confío. Por favor sigamos orando. Por favor”.

En el mismo sentido, el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, pidió a todos los sacerdotes “abrir sus parroquias y capillas, a las comunidades religiosas y movimientos laicales” para “realizar jornadas de oración y unirse al pueblo santo de Dios pidiendo por los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y por la paz especialmente de 3:00 p.m. a 6:00 p.m.”, dice un comunicado de la Arquidiócesis de Managua.

Además, el arzobispado aclaró este viernes que el cardenal Brenes “se encuentra muy bien y fortalecido con todas sus oraciones; en ningún momento ha tenido complicaciones médicas ni ha sido hospitalizado tal y como circula en un audio falso en las redes sociales”.

El 16 termina el plazo

Francisco Martínez, estudiante universitario que participa en la mesa del diálogo, recordó que los obispos fijaron el plazo de un mes, una vez iniciado el diálogo (el pasado 16 de mayo) para valorar si hay voluntad y sinceridad en las conversaciones, y de no existir esto, ellos dejaron claro que dejarían de ser mediadores y testigos.

“Luego de entregar la propuesta a Ortega, los obispos dijeron que el Presidente había solicitado unos cuantos días, para ser exactos dos, para evaluar la propuesta y responder; entonces, el Presidente tendría que responder antes de que termine el plazo de un mes dado por los obispos”, señaló Martínez.

 Crisis en Nicaragua: Ataques dejan un muerto en Jinotega y otro en Managua

“Si Ortega no responde pronto o agota el plazo de los obispos, la Conferencia Episcopal no suspendería el diálogo por la mala voluntad para avanzar con las propuestas, sino porque se le vencería el tiempo al Presidente. Ahora, él tiene que actuar, pienso que apuesta a la cancelación del diálogo”, comentó Martínez.

 El cardenal Leopoldo Brenes, en la conferencia. Foto: Omar García/END

El estudiante recalcó: “La confianza en la Conferencia Episcopal sigue presente. Estamos preparados para seguir resistiendo, nosotros no estamos a la espera de Ortega, trabajamos en función del pueblo; a pesar de que el diálogo se suspendió, comenzamos a trabajar más en el campo, a llegar a los territorios”.

Medardo Mairena, representante del sector campesino en el diálogo nacional, señaló que la confianza en los obispos “se mantiene firme”.

“El pueblo no está para esperar tanto, pero confiamos en nuestros obispos, nos han servido mucho, no podemos poner en duda que han hecho un gran sacrificio y han arriesgado sus vidas por salvaguardar la vida de miles de nicaragüenses y se han puesto como mediadores”, dijo Mairena a periodistas.

 S&P: Economía nica pierde estabilidad

“Seguimos firmes desde los tranques exigiendo la renuncia de Ortega. En las manos de Ortega está la paz o la guerra en el país. No queremos que continúe la matanza y confiamos en nuestros obispos, ellos presentaron a Ortega la demanda de justicia y democratización que demanda el pueblo y estaremos firmes en las calles, no vamos a retroceder”, declaró.

La presidenta de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham), María Nelly Rivas, dijo que urge volver a la mesa de diálogo porque la situación del país es insostenible.

“La situación en la que estamos no es sostenible para nuestro país a nivel económico, ya han salido estudios de lo que está significando (a la crisis sociopolítica), ya no se diga a nivel de pérdidas de vidas humanas, personas heridas, encarceladas, desaparecidas y la incertidumbre que todo esto genera. Esperemos encontrar una salida pacífica”, expresó Rivas.

Esperanza en diálogo

El obispo de la Diócesis de León, monseñor Cesar Bosco Vivas, afirmó este viernes que la iglesia Católica, sigue promoviendo la reinstalación del diálogo nacional porque “no podemos nosotros cerrar las puertas a la solución de los problemas de manera pacífica, es el mejor camino”.

“Las soluciones violentas aparentemente resuelven situaciones, pero la historia no solo del mundo sino nuestra propia historia nos revela que cuando las cosas se cambian o transcurren con violencia y muerte, lo que vendrá tarde o temprano, será una vez más un enfrentamiento que volverá a traer sangre y muerte”, agregó monseñor Vivas.