•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estados Unidos emitió ayer una alerta en la que recomienda a sus ciudadanos reconsiderar sus viajes a Nicaragua debido a crímenes, disturbios civiles y disponibilidad limitada de atención médica, debido a la crisis actual que atraviesa el país desde que iniciaron protestas contra el Gobierno actual hace 53 días. 

Dicha alerta de viaje, emita por el Departamento de Estado, coloca a Nicaragua en el nivel tres en una escala de alerta de cuatro niveles, situando al país en el mismo grado de peligrosidad que Venezuela, Rusia, Guatemala, El Salvador, Honduras y Cuba. 

El gobierno estadounidense explica que en Nicaragua las manifestaciones “ocurren a diario sin previo aviso” y que en  muchos casos las autoridades “responden utilizando gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma y munición real, lo que provoca un gran número de muertes y lesiones”.

También menciona los saqueos, el vandalismo y los incendios provocados, y afirma que los causantes de dichos disturbios son “delincuentes controlados por el gobierno vestidos de civil que a veces usan vehículos sin matrícula”. Asimismo, alerta sobre detenciones a manifestantes, torturas y desapariciones que han sido denunciadas por organismos de derechos humanos. 

Sobre la atención médica, la alerta advierte que “los hospitales de todo el país están inundados de víctimas de la violencia y carecen de la capacidad para responder a otras emergencias”. Además, asevera que los delitos violentos como las agresiones sexuales y el robo a mano armada son comunes y han aumentado a medida que las fuerzas de seguridad se concentran en los disturbios civiles.

Acerca de los tranques, la alerta de viaje señala que estos pueden limitar la disponibilidad de alimentos y combustible y dificultar el acceso al aeropuerto internacional Agusto C. Sandino. 

En caso de viaje

Para aquellos ciudadanos estadounidenses que decidan viajar a Nicaragua, el Departamento de Estado recomienda una serie de medidas de prevención, que incluyen evitar las manifestaciones civiles. “Los extranjeros, incluidos los ciudadanos de doble nacionalidad de los Estados Unidos pueden arriesgarse a ser arrestados o expulsados si participan en las protestas”, señala.

Además, exhorta a los viajeros a restringir viajes innecesarios, mantener un suministro adecuado de alimentos, dinero y combustible y mantener un perfil bajo.

Funcionarios

Desde el pasado 23 de abril el Gobierno de Estados Unidos ordenó la salida de familiares de funcionarios estadounidenses trabajando en el país y autorizó la salida voluntaria de algunos funcionarios. 

En ese sentido, la alerta advierte que la Embajada de Estados Unidos en Managua tiene una “asistencia limitada”. 

Brasil condena violencia en Nicaragua

El Gobierno brasileño condenó ayer “con vehemencia” la continuidad de la violencia en Nicaragua desde que iniciaron las protestas antigubernamentales hace casi dos meses. 

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, el Gobierno de ese país expresó su condena por “las situaciones de violencia e intimidación, con uso desproporcionado de la fuerza, contra la población civil en el contexto de manifestaciones pacíficas en pro de reformas democráticas en Nicaragua”. 

Brasil se unió a la Declaración de Apoyo al Pueblo de Nicaragua, adoptada el pasado martes 5 durante la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), por lo que reiteró la importancia del acuerdo firmado por el gobierno nicaragüense para establecer un Grupo Interdisciplinario Internacional de Especialistas Independientes que investigará y definirá a los responsables de la violencia perpetrada contra la población civil.

Además, el Gobierno brasileño instó al Gobierno nicaragüense a “crear las condiciones para retomar el diálogo nacional conducido por la Conferencia Episcopal de Nicaragua”, añadiendo.