•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cantidad de personas fallecidas por las violentas protestas contra el gobierno de Daniel Ortega se elevó este viernes a 135, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La más reciente víctima fue el joven Shester Javier Chavarría, quien recibió dos balazos la noche del jueves mientras estaba atrincherado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y un grupo de enmascarados le disparó desde una camioneta.

Fotos: Masaya, la ciudad que no duerme y no quiere dormir

El informe final de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que será publicado en las próximas semanas, expondrá en detalles los diferentes casos de muertes durante las protestas, tal como prometió ese organismo.

La CIDH visitó Nicaragua entre el 17 y el 21 de mayo pasado, y presentó en Managua un informe preliminar cuando se había confirmado la muerte de 76 personas y más de 800 heridos. Desde que la misión de ese organismo salió de Nicaragua han ocurrido al menos 59 muertes más, elevando a 135 el saldo de víctimas mortales y más de mil heridos.

“Los autores de los más de 130 muertos permanecen en la impunidad, porque todos los operadores de justicia en este país, como la Fiscalía, han acusado solo por selección”, dijo el director jurídico del Cenidh, Gonzalo Carrión.

 Crisis en Nicaragua: Ataques dejan un muerto en Jinotega y otro en Managua

Como ejemplo, señaló las acusaciones del Ministerio Público contra Brandon Cristofer Lovo Taylor y Glen Abraham Slate, señalados como responsables del asesinato del periodista costeño Ángel Eduardo Gahona; y los señalamientos delictivos contra opositores al Gobierno como Aníbal Toruño, propietario de Radio Darío en León, y Félix Maradiaga, director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP).

En Masaya, Chinandega y Managua se han registrado la últimas víctimas mortales

“Más allá de eso, no hemos visto una conducta firme para establecer una línea de investigación y eventual acusación a la jefatura de la Policía, a quienes han disparado y a quienes ordenaron disparar”, criticó Carrión.