•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Miembros del Movimiento Estudiantil 19 de Abril anunciaron la mañana de este sábado que abandonaron las instalaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), debido a que muchas personas se han infiltrado dentro del recinto universitario para desprestigiar la causa de los estudiantes.    

Lea: Crisis en Nicaragua: Ataques dejan un muerto en Jinotega y otro en Managua 

“Desde el 19 de abril hemos estado atrincherados en la Upoli, durante toda la insurrección popular, hemos sufrido la represión más brutal de parte del régimen Ortega-Murillo, muchos compañeros han sido asesinados, otros han sido heridos y lisiados de por vida, hombro a hombro, hemos luchado y resistido, hombro a hombro hemos llorado por nuestros héroes, hombro a hombro también hemos construido lazos de hermandad, por todos estos hermanos estamos aquí, por todos ellos tenemos la legitimidad del pueblo que nos ha acuerpado en nuestras trincheras, sabemos que ha sido una estrategia del régimen Ortega-Murillo, infiltrar personas ajenas a la comunidad estudiantil para deslegitimar nuestra lucha”, declararon los jóvenes en video compartido en las redes sociales del movimiento. 

Los integrantes del Movimiento Estudiantil 19 de Abril se encontraban atrincherados dentro de la Upoli desde el pasado 19 de abril, un día después que iniciaran las protestas por la reforma al Seguro Social.  

“Hemos recibido denuncias de parte de nuestros compañeros sobre la presencia de estos grupos ajenos a la comunidad estudiantil, que enviados por los operadores políticos de la pareja presidencial, o buscando otros intereses, se han encargado de sembrar el caos en nuestra amada universidad, al mismo tiempo, hemos recibido las denuncias que estas personas se han vuelto involucradas en acciones que repudiamos enérgicamente, hemos sido férreos defensores de la justicia y la libertad, no queremos que nuestra causa se manche”, reiteraron los estudiantes. 

Lea: Shester dejó de trabajar para ir a protestar y murió en la trinchera

La tensión que vive Nicaragua por la crisis sociopolítica causada por protestas masivas contra el presidente Daniel Ortega creció hoy, luego de una noche de violencia que dejó como resultado a un niño muerto y 20 personas heridas de bala en la ciudad de Jinotega y un joven asesinado en Managua. 

“Como Movimiento Estudiantil nos retiramos de la universidad para ir a la calle a apoyar a la gente de los tranques así como en su momento lo hizo la gente con nosotros cuando estuvimos dentro del recinto”, manifestó Edwin Carcache, integrante del Movimiento.

 Noche de terror en ciudad nicaragüense de Masaya dejó cinco muertos

El dirigente agregó que la decisión de abandonar el recinto fue tomada ayer, y está fundamentada porque el gobierno ha querido deslegitimizar la lucha al infiltrar a personas ajenas a la causa de los estudiantes.

“Invitamos a las personas que aún se encuentran dentro del recinto, a salir pronto de la universidad, de tal manera que las autoridades universitarias puedan recibirlo lo más pronto posible”, finalizaron los jóvenes. 

Universitarios denuncian que ataque armado en la UNAN Managua deja un muerto

Los estudiantes hicieron un llamando a seguir en las protestas. “Salimos de la Upoli pero no hemos abandonado la lucha, la lucha continúa en las calles, en los plantones, en los tranques, y en todas las expresiones de resistencia pacífica que el pueblo estime conveniente, por lo cual, invitamos al pueblo a sumarse a nuestra iniciativa”.

Nicaragua cumple hoy 53 días de una crisis sociopolítica, la más sangrienta que vive el país centroamericano desde los años 80, que ha dejado al menos 135 muertos y más de un millar de heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.