•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras los fuertes enfrentamientos ocurridos la noche de ayer en los que perdió la vida un adolescente, esta tarde se registran nuevos ataques en Jinotega.

En imágenes compartidas a través de Facebook Live en la página de la Diócesis de Jinotega, se aprecia un grupo de jóvenes que corre mientras se escuchan detonaciones y se esparce gas lacrimógeno cerca del lugar donde se encuentran.

Lea: Crisis en Nicaragua: Ataques dejan un muerto en Jinotega y otro en Managua

En el video también se observa como cargan a varios jóvenes heridos mientras gritan que necesitan atención de primeros auxilios. Hasta el momento no ha sido confirmado el número de heridos.

“El Padre Eliar Pineda junto al cura Arsenio Medina y el diácono Juan Carlos Rivera, saldrán en estos momentos a tratar de mediar. Piden sus oraciones”, escribió la Diócesis de Jinotega en su cuenta de Facebook . 

La tensión que vive Nicaragua por la crisis sociopolítica causada por protestas masivas contra el gobierno creció hoy, luego de una noche de violencia que dejó como dos muertos, uno en Jinotega y otro en Managua.

Llegó de Costa Rica a enterrar a su hijo en Chinandega

El menor, de 12 años, murió cuando un grupo de desconocidos a bordo de una camioneta descargó disparos con armas de guerra en un barrio con manifestantes, según confirmó la Arquidiócesis de Jinotega.

Ataques similares, de hombres en camioneta disparando con armas de guerra a manifestantes, fueron reportados en Managua y municipios vecinos, como Ciudad Sandino y Ticuantepe.

Como resultado, los pobladores de diversos barrios de dichos municipios levantaron nuevas barricadas, para impedir el paso de estas camionetas con hombres armados, que se caracterizan por ser en su mayoría grises y todas de la misma marca.

Más: Iglesia evangélica de Nicaragua desautoriza a pastor que defiende al Gobierno

Las barricadas también tienen como objetivo impedir la incursión de policías antimotines, a quienes la población acusa de ser cómplice de los asesinatos, junto con los grupos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denominado como "paramilitares".