•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En una demostración de protesta pacífica, miles de personas participaron este domingo en una larga caravana de vehículos que recorrió varios puntos de Managua con dos mensajes: continuar exigiendo el adelanto de elecciones para una salida pacífica del presidente Daniel Ortega y un llamado a la protección organizada de los barrios para evitar ataques de turbas de paramilitares y motorizados.

El recorrido, que inició a las 10:00 a.m. en la Plaza de Las Victorias, finalizó cuatro horas más tarde en la rotonda Centroamérica, luego de visitar la Colonia Máximo Jeréz, Colonia 10 de Junio, El Dorado, Don Bosco, Ducualí, El Edén, Bello Horizonte, Rubenia, Jardines de Veracruz y el Pablo Úbeda, entre otros.

En todo el trayecto se unieron vehículos y las personas salían de sus casas con banderas y pancartas en mano, para saludar a los manifestantes y sumarse al pedido de adelanto de elecciones, justicia por los más de 135 muertos desde el 19 de abril y la democratización del país.

Durante la caravana se repartieron papeletas con información sobre cómo formar los denominados Comités Azul y Blanco, cuyo fin es prevenir ataques, saqueos y detenciones en los barrios que, según pobladores, ejecutan grupos paramilitares y motorizados en horas de la noche y madrugada.

En la última semana se registraron al menos cuatro asesinatos de civiles en Managua y la población señala a estos grupos.

Una de las principales recomendaciones que se brindó durante la caravana consiste —según la cartilla entregada— en levantar barricadas en las entradas de los barrios para evitar el paso de las turbas y organizar una vigilancia constante.

Multitudinaria caravana recorrió Managua. Alejandro Sánchez/END

Una vez finalizada la caravana, en varios puntos de la capital como el puente El Edén y el barrio Pablo Úbeda, los pobladores empezaron a levantar barricadas y quedarse en ellas como medida de prevención.

Los tranques 

Dirigentes campesinos aseguran que hay entre 120 y 125 tranques en las carreteras del país y que estos “van a continuar como una medida de presión contra este gobierno opresor”.

“Aquí estamos para apoyar esta lucha que es de todos los nicaragüenses. Nadie quiere más muertos”, dijo una mujer del barrio El Edén.

El recorrido, que inició a las 10:00 a.m. en la Plaza de Las Victorias, finalizó cuatro horas más tarde en la rotonda Centroamérica. Alejandro Sánchez/END

La denominada Caravana Azul y Blanco fue la primera manifestación masiva organizada en Managua tras la marcha de las Madres de Abril, el pasado 30 de mayo, y que al final sufrió un ataque a balazos que dejó al menos 10 personas muertas.